Para el actor Julián Román fue un gran reto interpretar el personaje de Beto Pérez, el personaje central de la bioserie “Zumba”, en la que se muestra cómo él y miles de jóvenes se sobreponen al medio hostil de la Colombia de los años 80.

Pérez inició el movimiento de ejercicio físico en los gimnasios de su tierra natal que se conoció como zumba durante esa época y que con el paso de los años fue tomando forma hasta convertirse en un fenómeno mundial.

Ese personaje, un autodidacta caleño, inició en Colombia una carrera como coreógrafo que en 1999 lo llevó a trabajar con cantantes de la talla de Shakira y en los mejores gimnasios de Bogotá.

Sin embargo él soñaba con más, así que lo vendió todo y emigró a Estados Unidos para iniciar una aventura que luego se transformó en su mayor sueño.

“Zumba” recrea la vida de Alberto Pérez en una bioserie de alto contenido dramático en la que se cuenta cómo él salvó la vida gracias al arte y al amor incondicional de Gloria, su madre, quien luchó duramente por ver realizado el sueño de su hijo ante las adversidades que lo agobiaban a él y a miles de adolescentes en un mundo permeado por el narco.

Román, de nacionalidad colombiana, destacó la importancia que tiene ese personaje en su carrera actoral y la trascendencia que las bioseries han tomado en cuanto al entretenimiento.

“Se aborda la historia de un chico que creció en los años 80 en una Cali muy difícil donde el narcotráfico era el que mandaba”, comentó el actor.

Desde su punto de vista “es muy real (la historia) porque muestra cómo un adolescente puede salir adelante gracias al baile y al arte. No es que describa personajes buenos o malos, se trata de las posibilidades que tiene cada uno para decidir qué camino tomar en un entorno nada fácil”.

La emisión que este lunes llega a la pantalla a través de Telemundo Internacional cuenta con diversas locaciones en distintas partes de Colombia.

“En Cali grabamos en muchos lugares emblemáticos de la región, pero tuvimos muchos problemas porque el Cali de los 80 ha cambiado mucho”.

Indicó que el contexto urbano y arquitectónico de la ciudad ha cambiado notablemente, pues se hizo necesario modificar locaciones.

“Actualmente Cali es una urbe muy moderna y muy bonita, así que los encargados del arte la tuvieron muy difícil”.

El actor también destacó el impacto que dicha disciplina fitness tiene en la actualidad para las distintas generaciones de jóvenes que buscan en el arte y la danza una profesión que los conecte consigo mismos.

“El zumba es una locura total", dijo, tras recordar que tuvo oportunidad de viajar a Orlando, Florida, a una convención a la que asistieron amantes del género para formarse como profesionales y ahí se encontró nuevamente con Alberto, al que conocía de años atrás.

Julián Román sostuvo que todos los que participaron en la producción pusieron lo mejor de sí como Alejandra Ávila, Erick Joel, Pedro Calvo, Omar Murillo, Luz Estrada y Fernando Solorzano para lograr una historia que apasionara.

Román, quien interpretó al cantautor mexicano Juan Gabriel en una producción reciente, habló sobre la importancia de las llamadas bioseries ya que permiten al público conocer a sus ídolos de una manera más personal e íntima.

“Yo creo que a la gente le interesa saber cómo sus artistas llegaron a donde están y cómo son en la realidad".

A su decir, "el éxito de las bioseries, que han funcionado mucho, radica en la primicia de conocer la otra cara del artista”.

Con Beto, dijo, por ejemplo, "la gente conoce a un personaje exitoso que se muda a Miami a una vida esplendorosa, pero no conoce qué sucedió en su vida para que llegara a donde está; creo que es lo que más interesa de esas series”.

-Fin de nota-