Legisladores catalanes presos asumen cargos en el Parlamento español

En una situación insólita e inédita en la democracia española, esta mañana cinco políticos catalanes acusados de rebelión por la celebración de un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña...

En una situación insólita e inédita en la democracia española, esta mañana cinco políticos catalanes acusados de rebelión por la celebración de un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña y la posterior declaración unilateral de independencia, a finales de 2017, acudieron a las Cortes Generales para recoger sus actas de diputados y senadores.

Llevan desde noviembre de 2017 en prisión provisional, acusados de rebelión, sedición, desobediencia y malversación de caudales públicos por la causa independentista.

El juicio en el Tribunal Supremo, que comenzó en febrero pasado y sigue en marcha, tiene a doce personas procesadas. Otras seis enfrentan otro juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La Junta Electoral Central les permitió presentarse a las elecciones, ya que aún no pesa sobre ellos ninguna sentencia que anule sus derechos políticos.

Se trata de Oriol Junqueras, líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), historiador de 50 años; Jordi Sánchez, profesor universitario de 54 años; el licenciado en Derecho Jordi Turull, de 52 años; y Josep Rull, abogado de 50 años, estos cuatro últimos del partido Junts per Catalunya.

A su vez, Raúl Romeva, también de ERC, ha acudido al Senado para realizar su inscripción como nuevo senador.

Los cuatro primeros han llegado al Congreso de los Diputados alrededor de las diez de la mañana, escoltados por la Policía, que les ha impedido hablar con los periodistas, por orden del Tribunal Supremo, que también les prohibió reunirse con sus compañeros de partido durante su visita al Congreso para recoger sus actas.

Junqueras fue cabeza de lista por su partido en las pasadas elecciones generales en España, el 28 de abril. Esquerra Republicana de Catalunya obtuvo su mejor resultado, con 15 diputados, y su líder es candidato de ERC para las próximas elecciones europeas, que se celebrarán el próximo 26 de mayo.

Una vez concluidas las formalidades, los cinco han sido devueltos a la prisión madrileña de Soto del Real, sin el teléfono móvil ni la tableta que reciben los nuevos parlamentarios, ya que en la cárcel no pueden usar estos dispositivos electrónicos.

Está previsto que mañana, los cinco políticos catalanes acudan de nuevo a las Cortes para asistir a la inauguración de la nueva legislatura. En el acto, tendrán que jurar la Constitución, y ese será, sin duda, uno de los momentos cruciales de la jornada, dado su conocido rechazo a la norma suprema española.

Pese a no poder hablar con la prensa, alguno de ellos ha logrado grabar un video durante la tramitación de su acta, posteriormente difundido en redes sociales. Al fin y al cabo, los partidos a los que representan están en campaña electoral para las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo domingo.

Turull ha puesto en su cuenta de Twitter: "Estamos rellenando los papeles para ser diputados de acuerdo con el compromiso que adquirimos. Esperemos que nos impidan que podamos ejercer de diputados y que podamos trabajar. Estamos aquí para servir a los ciudadanos de Catalunya".

A su ez, Rull señaló: "Esta es una situación irreal, surrealista. Nuestra causa no es solo la de Catalunya, es la de la libertad".

-Fin de nota-