Con las muertes violentas de los jóvenes de México se cercenan esperanzas, se destruyen familias y se asfixia el futuro del país, aseguró el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

En un comunicado, señaló que es un imperativo impostergable vivir en una sociedad en paz y libre de armas, y “como sociedad exigimos combatir la violencia donde quiera que se encuentre”.

Abundó que en la universidad de la nación “continuaremos defendiendo la libertad de expresión de nuestra comunidad. No hay ni habrá dogmatismos o ideologías imperantes. Con autonomía continuaremos investigando en búsqueda de la verdad, difundiendo nuestros conocimientos con honestidad y veracidad”.

Ante académicos, subrayó que la conjunción de la libertad, el conocimiento, la inteligencia universitaria y la riqueza de lo mejor de la juventud mexicana han sido catalizadores para que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) haya sido y sea factor determinante para el cambio del país.

En ese sentido, Graue Wiechers mencionó que la máxima casa de estudios  continuará con las medidas necesarias para erradicar a los delincuentes que eventualmente penetran en las instalaciones, “ya sea con la pretensión de desestabilizarnos o de cometer actos ilícitos”.

Aseguró que también seguirá trabajando con las autoridades competentes para fortalecer el programa de senderos seguros y disminuir el narcomenudeo, los giros ilegales y el pandillerismo.

El rector reconoció el trabajo de la Secretaría de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria y a los trabajadores por la recuperación de espacios, la detención de decenas de delincuentes en las inmediaciones de Ciudad Universitaria y la prontitud y eficacia con las que se han llevado a cabo.

Agregó que la UNAM tiene la certeza de su autonomía, y con ello la confianza de lo que es indispensable para su quehacer esencial, que no es otro que la permanente transformación de México.

Además, remarcó que a 90 años de consolidar sus principios autonómicos, la UNAM seguirá defendiendo la libertad de expresión de su comunidad; y destacó la importancia de la autonomía como identidad ante cualquier régimen de imposición, y como convicción para acabar con el autoritarismo y construir una nueva democracia.

“Con autonomía defendemos nuestro carácter laico, público y gratuito. Con autonomía definimos nuestros mecanismos de ingreso y permanencia y nuestra voluntad de crecer y educar con calidad”, añadió el rector.

-Fin de nota-