Brasil confirma asistencia a semana del clima en Salvador

El Ministerio de Medio Ambiente de Brasil, que se oponía a realizar en el país la Semana del Clima de América Latina y el Caribe del 19 al 23 de agosto en la ciudad brasileña de Salvador, confirmó...

El Ministerio de Medio Ambiente de Brasil, que se oponía a realizar en el país la Semana del Clima de América Latina y el Caribe del 19 al 23 de agosto en la ciudad brasileña de Salvador, confirmó hoy su participación en el encuentro.

Se trata de una iniciativa de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC) y funciona en preparación para la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas (COP-25), que tendrá lugar en diciembre de este año en Chile, luego que Brasil se retirara como sede.

El gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro dio un giro en sus actividades internacionales de defensa del ambiente y en particular en la protección de la Amazonia, que pretende abrir ahora a la agricultura comercial y la explotación minera.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, participará en una audiencia pública conjunta promovida por las comisiones de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Integración Nacional, Desarrollo Regional y de la Amazonia, aunque era contrario a la realización del evento en el país, indicó la agencia noticiosa Brasil.

Según una declaración publicada en el sitio del ministerio, el gobierno brasileño presentará una propuesta para debatir en las actividades de la semana, que reunirá a representantes de diversos países, para discutir desafíos relacionados con el fenómeno del cambio climático en la región.

El Ejecutivo decidió formular propuesta con énfasis en la Agenda de Calidad Ambiental Urbana y en el Pago por Servicios Ambientales, a través de instrumentos financieros para dar efectividad económica a las actuales y futuras acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en Brasil, según el comunicado.

La intención es presentar pautas hasta la realización de la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas (COP-25), en diciembre. Brasil acogería el evento, pero desistió el año pasado.

-Fin de nota-