La Secretaría de Protección Civil en el estado pidió tomar precauciones ante el oleaje elevado, ocasionado por el fenómeno de mar de fondo, registrado con mayor intensidad en playas de Acapulco y municipios de las costas Grande y Chica.

El titular de la dependencia estatal, Marco César Mayares Salvador, dijo, en entrevista con Notimex, que por el oleaje elevado no se han presentado daños del mobiliario de playa, ni enramadas, y no se tiene reporte de personas ahogadas.

Comentó que se ha registrado la entrada de arena y agua en diferentes puntos de la zona turística de Acapulco, en hoteles y restaurantes por el oleaje elevado. 

De acuerdo con el monitoreo en playas, el fenómeno fue observado en Bahías de Papanoa, Tecpan y Zihuatanejo, mientras que en el caso de las playas de la Costa Chica, había olas elevadas en  la zona de Las Peñitas en Marquelia y Playa Ventura en el municipio de Copala.

Por su parte, el director de la Administradora y Promotora de Playas, Sabas de la Rosa Camacho, dio a conocer en entrevista que desde hace 15 días se tiene el aviso de alertamiento de la presencia del oleaje elevado, como consecuencias del fenómeno de mar de fondo.

Sin embargo, este día empezaron a sentirse las fuertes olas en las playas de la bahía de Acapulco, Pie de la Cuesta así como Revolcadero, Bonfil y Barra Vieja.

Añadió que en las playas como Icacos, Condesa, El Morro y la Isla de la Roqueta,  se han colocado banderas rojas de precaución y se ha reforzado la presencia de guarda vidas.

“En la bahía se tiene reporte de olas de tres metros de altura, y en Pie de la Cuesta las olas han alcanzado los cinco metros, así como en playas de Revolcadero”.

De manera coordinada, personal salvavidas de la Secretaría de Protección Civil del estado, Secretaría de Marina, Promotora de Playas, Policía Turística, entre otras instituciones refuerzan las medidas de seguridad y recomendaciones a los bañistas y prestadores de servicios.