Con una ficción sobre la vida que libran los hijos de narcotraficantes una vez que éstos mueren, la cineasta Astrid Rondero se prepara para dar un vuelco a los temas habituales de su filmografía.

La joven creadora detalló que su próximo largometraje trata sobre un niño cuyo padre fallece muy rápido en la historia y cómo sale adelante en medio del panorama tan terrible del narcotráfico. “Es la historia de un niño con buena estrella y cómo sobrepasa las circunstancias de su pasado”.

Según la directora del corto “En aguas quietas”, ganador de un Ariel, será una reflexión sobre la paternidad “porque ese hombre narco amaba a su hijo y sobre cómo el amor de él dentro de todo lo malo lo acompaña en su adultez”.

El guión toma forma a partir de la lectura que hizo del libro “Levantones. Historias reales de desaparecidos y víctimas del narco”, del periodista asesinado Javier Valdez, a quien considera un gran narrador.

“Tuve la fortuna de comprar un libro de él y quede trastocada, fue ‘Huérfanos del narco’”, refirió la realizadora, quien aseguró a Notimex que, no obstante, su película no estará basada en ninguna historia en específico.

“Lo que sí tomo de ahí es esa humanidad de entender todos los lados de la tragedia, que no sólo es el bando de los buenos y los malos, sino las historias terribles de la gente que termina haciendo este trabajo”, indicó.

Su reto es terminar de escribir el guión y buscar apoyo para su producción. “Es una historia que me tiene muy entusiasmada porque es muy distinta a lo que he hecho”.

De cara a los Premios Ariel

Ganadora del Ariel a Mejor Cortometraje de Ficción, la egresada del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está nominada en la categoría a Mejor Ópera Prima por “Los días más oscuros de nosotras”.

En esa historia la protagonista enfrenta el dolor y la oscuridad de su memoria, a la par de encontrar en otra mujer una aliada para sobrellevar la pérdida de un ser querido.

Con esa cinta la actriz Sophie Alexander está nominada en la categoría de Mejor Actriz junto a Yalitza Aparicio, Ilse Salas, Gabriela Cartol y Concepción Márquez.

“Este año es un año muy de mujeres, creo que se está reconociendo nuestro trabajo y aunque ya había estado nominada siento que es como consolidar un trabajo de muchos años y reencontrarme con la confianza para el siguiente proyecto”, expresó Astrid a propósito de esas nominaciones.

Emocionada porque para este año pudo participar en las votaciones, tras ganar el Ariel a Mejor Cortometraje de Ficción en 2011, la realizadora celebró la calidad de todas las películas inscritas para la 61 edición de la ceremonia de entrega, que se llevará a cabo el 24 de junio.

“Son de primer nivel. Hay propuestas de todo tipo, hay cine comercial de gran nivel estético y creativo. Estamos viviendo un gran momento del cine mexicano”, manifestó.

Su cine y la comunidad lésbico-gay

Tanto en “Los días más oscuros de nosotras” como en “En aguas quietas”, Rondero retrata la complicidad que hay entre parejas lésbicas, aunque sus historias van más allá de esos encuentros, pues tocan temas profundos como la aceptación y el dolor tras la muerte de un ser querido.

Al principio “había una especie de represión personal, un miedo porque cuando uno es realizadora tiene posibilidades más reducidas y cuando uno empieza a contar historias lésbicas o gays siempre hay temor de que no vayan a permitir que las películas estén en competencia con las demás porque las encasillen en un nicho específico”.

No obstante, aseguró que lo que ha sucedido tanto con su corto como con su película ha sido que ese tema le ha dado un plus, “porque ha estado en las competencias generales y además ha tenido salida en el circuito de festivales que celebran la diversidad”.

“Es un ganar ganar y tiene que ver con un cambio de percepción de los cineastas”, celebró Rondero, quien por “Los días más oscuros de nosotras” ha recibido múltiples reconocimientos, entre ellos el Premio del Jurado en el Festival de Cine de San Antonio, Texas, y el Premio a Mejor Película en el One Country One Film Apchat-Issoire International Film Festival, en Francia.

Como parte de su circuito de exhibición por festivales, el filme forma parte del Festival Mix: Cine y Diversidad Sexual, que se desarrolla en diversas sedes de la Ciudad de México y continuará hasta el 26 de junio.

-Fin de nota-