Asfixiante polución “pega” a las grandes urbes

Las ciudades de México, Monterrey y Guadalajara, las urbes más grandes del país, por su cantidad de población, desarrollo urbano y área geográfica, experimentaron altos índices de contaminación en la...

Las ciudades de México, Monterrey y Guadalajara, las urbes más grandes del país, por su cantidad de población, desarrollo urbano y área geográfica, experimentaron altos índices de contaminación en la última semana, por lo que autoridades emitieron diversas medidas de contingencia.

El pasado martes se activó en la Ciudad de México el plan de contingencia ambiental extraordinaria, para hacer frente a los altos índices de contaminación, luego de que se dispararon las alarmas por los incendios forestales en la zona.

La activación limitó la circulación de los vehículos más contaminantes. La capital declaró una doble contingencia, debido a los altos niveles de ozono y partículas de 2.5 micras. La mala calidad del aire afectó también a ciudades aledañas, como Puebla o Pachuca, que emitieron por primera vez contingencias ambientales.

A la aeromoza Paola C sólo una vez le tocó ver en Monterrey una contaminación similar a la que en los últimos días ha enfrentado la capital del país. Ella sintió las afectaciones desde el martes pasado, ardor intenso en los ojos y en la garganta. Lo bueno, dijo, es que le tocaba descansar y se fue a Querétaro.

A diferencia de Paola, que pudo salir a purificar sus pulmones, Karen S, de 24 años de edad, se quedó en la Ciudad de México, porque trabaja y “obvio no me iban a dejar descansar”.

Karen es paciente asmática desde hace tres años. La desarrolló por una bronquitis aguda. Padece los efectos de la enfermedad durante la temporada de invierno, aunque con la contingencia ambiental de estos días, dice, que le "punzan los pulmones”. La joven explicó que, junto al dolor intenso en los pulmones, se suma un fuerte ardor en los ojos.

Al menos unas 40 personas consultadas vía redes sociales manifestaron que experimentaban, en su mayoría, ardor en los ojos y en la garganta, dolor de cabeza, mareos, náuseas, costras al interior de las fosas nasales, flemas, cansancio al caminar y sensación de falta de aire.

No habían sentido la necesidad de acudir al médico, pero como buenos chilangos, han recurrido a remedios caseros. Entre ellos, citan vaporizaciones de hierbas en una cacerola, aspirinas para el dolor de cabeza y gotas para evitar la resequedad en los ojos.

A diferencia de las imágenes que muestran multitudes de personas asiáticas que se colocan cubrebocas ante la contaminación, en la Ciudad de México son menos los que se ven con esta protección.

Este año, de acuerdo con información del Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas del Gobierno de la Ciudad de México, se han registrado cuatro activaciones de ese plan, todas en Fase I, cuando los niveles de ozono superan 151 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire.

El histórico, que va desde 1988 hasta este año, no había registrado la combinación de ozono y partículas PM2.5, cuya primera aparición se registra en 1998. El año con más contingencias ambientales en la zona metropolitana, con 10, fue 2016.

En tanto, el Área Metropolitana de Monterrey enfrenta graves problemas de contaminación que en el último mes derivaron en la aplicación de al menos cuatro alertas por contingencia ambiental al registrarse altas concentraciones de partículas menores a 10 micrómetros (PM10).

Informes de organismos internacionales han señalado que la alta concentración de contaminantes en la ciudad, representa un grave problema de salud y ambiental para los más de 4 millones 600 mil habitantes de los 12 municipios que integran la zona metropolitana.

En su mayoría, los contaminantes atmosféricos provienen, en general, de cuatro fuentes, entre las que destacan las fijas como la industria; móviles como automóviles, camiones, así como actividades comerciales y servicios; y fuentes naturales, como la erosión del suelo, entre otras.

Una de las primeras alertas se emitió al inicio de este 2019, 1 de enero, derivado de las fiestas de Fin de Año, en que es común la quema de cohetes y la elaboración de carne asada entre la población, generando una alta concentración de contaminantes, y se repitió el día 17 del mismo mes.

En ambos casos, la alerta se desactivó al día siguiente, tras una tendencia a la baja en las concentraciones de partículas, y a la modificación de condiciones meteorológicas, reduciendo de manera significativa las concentraciones de PM10 y PM2.5.

Durante el mes de abril, la ciudad registró la alerta de dos contingencias ambientales, que derivaron en el llamado de la Secretaría de Desarrollo Sustentable a lanzar un llamado a la población a reducir las actividades al aire libre y a las empresas aplicar una serie de medidas.

Durante ese mes la calidad del aire, de acuerdo al Sistema de Monitoreo Ambiental, se han mantenido en niveles de regular a bueno, con excepción de algunos municipios como Apodaca, García y Escobedo que han reportado mala calidad del aire en las últimas semanas.

En la zona Metropolitana de Monterrey las estaciones de monitoreo ambiental son las de La Pastora, Juárez, Obispado, Santa Catarina, San Bernabé, Universidad, García, Escobedo, San Nicolás, Pueblo Serena, San Pedro y Apodaca.

Mientras, en Guadalajara, Jalisco, del 1 al 16 de este mes se registraron 17 incendios forestales en el estado con una afectación de tres mil 90 hectáreas y como consecuencia diversos episodios de mala calidad del aire, reportó la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet).

En Guadalajara, el pasado 9 de mayo la dependencia declaró una precontingencia atmosférica en el área de influencia dela estación Las Pintas con 124 puntos Imecas, esto en la Zona Metropolitana.

Se activó a las 17:00 horas una Emergencia Atmosférica en los municipios de Zapotlán El Grande y Zapotiltic, debido a la contaminación generada por dos incendios forestales en los parajes de La Gatera y El Chayote/El Fortín, municipio de Zapotlán El Grande.

Ese mismo día la Semadet activó a las 18:00 horas Alerta Atmosférica en Talpa de Allende, como medida preventiva ante la pluma de contaminación generada por incendios forestales en el municipio.

A partir de las 15:50 horas, del día 12 de mayo, elementos de la Semadet, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el OPD Bosque La Primavera y Protección Civil y Bomberos de Zapopan, atienden el incendio forestal en La Venta del Astillero.

Por ello activó a las 20:00 horas de ese día una alerta atmosférica en La Venta del Astillero y el poblado de La Primavera, municipio de Zapopan.

Lo anterior debido a la contaminación generada por el incendio forestal registrado en los parajes de La Mesita y La Venta del Astillero, y que se encuentra dentro del polígono del área Natural Protegida (ANP) Bosque La Primavera.

La alerta se activa como medida preventiva debido a que la pluma de contaminantes expone a un riesgo moderado a la población aledaña; el 13 de mayo y después de 28 horas de combate, se declara a las 21:00 horas extinguido el incendio forestal en los parajes de La Venta del Astillero y La Mesita.

También la alerta atmosférica se activó de manera preventiva el día 14 de mayo a las 21:00 horas, luego de que las emisiones contaminantes generadas por el incendio en La Venta del Astillero que expuso en otra zona la salud de la población.

El 15 de mayo, la Semadet activó a las 21:00 horas otra alerta atmosférica en La Venta del Astillero por incendio forestal activo en Pinar de La Venta, como medida ante la pluma de contaminación generada por el incendio en el paraje Paredones, en el municipio de Zapopan.

Ante este panorama de mala calidad del aire por la contaminación generada a causa de los incendios, la Semadet pidió a la ciudadanía disminuir las actividades al aire libre, recreativas y de ejercicio; cerrar puertas y ventanas para evitar que los contaminantes ingresen al interior de los inmuebles.

-Fin de nota-