Urge Derechos Humanos acabar con discriminación hacia personas LGBTTTI

En México urge eliminar el flagelo de la discriminación contra las personas de la comunidad LGBTTTI, que está profundamente enraizada en estereotipos sociales y culturales, prejuicios e información...

En México urge eliminar el flagelo de la discriminación contra las personas de la comunidad LGBTTTI, que está profundamente enraizada en estereotipos sociales y culturales, prejuicios e información distorsionada, afirmó el ombudsman.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, expuso lo anterior al participar mediante un mensaje videograbado en la presentación de la Encuesta sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género.

En el acto, encabezado por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, precisó que dicha encuesta fue realizada por la CNDH y la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

El objetivo es conocer opiniones, expresiones y experiencias de discriminación, exclusión y violencia que enfrentan las personas por su orientación sexual, su identidad y expresión de género en México, planteó.

De esta manera se buscan los elementos para orientar políticas públicas que promueven la inclusión y reduzcan la discriminación y la desigualdad de oportunidades.

Explicó que, en su vida cotidiana, las personas del colectivo LGBTTTI experimentan de forma frecuente expresiones de violencia y restricciones sociales que afectan su bienestar y desarrollo.

Por ello es un gran desafío para los derechos humanos poner fin a esas conductas que vulneran principios tan fundamentales y necesarios como los de igualdad, libertad y no discriminación.

Al compartir parte de los datos recolectados en este trabajo, reveló que 40.2 por ciento de quienes participaron son jóvenes menores de 24 años, altamente escolarizados (más de la mitad con licenciatura y posgrado) y urbanos.

El 77 por ciento de la población encuestada se agrupa en gay (45.8 por ciento), lesbiana (16.0 por ciento) y mujer bisexual (15 por ciento), en tanto que 75 por ciento muestra temor a ser discriminado.

Asimismo, de las personas encuestadas, 18.6 por ciento siempre supo su orientación sexual, 27.3 por ciento lo supo en la infancia, 38.2 por ciento en la adolescencia, 10.7 por ciento en la juventud, 1.0 por ciento en la adultez y 4.5 por ciento no recuerda.

En cuanto a la identidad de género, 9.9 siempre lo supo, 39.2 por ciento lo supo en la infancia, 22.8 por ciento en la adolescencia, 14.5 por ciento en la juventud, 2.8 por ciento en la adultez y el 10.8 por ciento no recuerda.

Enfatizó que la igualdad jurídica no ha permeado en las leyes locales y realidades sociales de las personas del colectivo LGBTTTI.

Lo anterior a pesar de que se pasó de la despenalización hacia políticas cada vez más incluyentes y garantistas, como la institucionalización de la unión civil de parejas del mismo sexo y la elaboración de protocolos y manuales para atenderles.

-Fin de nota-