Para el cantante y guitarrista Moisés Álvarez, hijo de Luis Álvarez “El haragán”, el rock urbano en México no ha despertado de manera plena, pues algunas agrupaciones no expresan en sus canciones lo que realmente quieren decir.

“No ha habido ese despertar del rock urbano como debiera, muchos no tienen las agallas de decir lo que realmente piensan, se me hace un poco precario ahorita el rock, es una pena para todos pero nosotros vamos a aportar algo porque al final de cuentas también estamos en este rollo”, dijo.

En entrevista con Notimex, indicó que aunque hoy los músicos independientes necesitan de mucho para sobresalir las bandas de todos los géneros tienen en las redes sociales una herramienta muy útil para darse a conocer.

“A través de la web ya pueden crear su propia red de relaciones públicas, por eso siempre es bueno saber qué decir y tener una excelente producción”, opinó, quien promociona el álbum debut, homónimo de su grupo Los Macizos.

A ese grupo independiente, que se creó hace tres años, en un principio le costó mucho salir adelante, señaló el vocalista, sin embargo se encuentra en un proceso de aceptación con el público.

En sus letras Los Macizos hablan desde protesta política hasta del amor, con temáticas derivadas del dolor y la conciencia crítica que va desde una separación o alguna situación cómica de México.

Por otro lado, confesó que implica mucha responsabilidad tener el apellido Álvarez y ser hijo de “El Haragán”, quien formó su grupo de rock en la década de los ochentas.

“Es un poquito pesado porque a veces se me han cerrado las puertas o las mismas bandas te ponen el pie, pero también es una ventaja, porque así vamos de alguna manera escalando un poco más rápido, eso es a lo que nos enfocamos nosotros”.

La familia de Moisés Álvarez al principio no lo apoyaba tanto en esa carrera musical, pero después todo cambió cuando él pudo empalmar esa faceta con la de estudiante de sociología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Estoy a punto de terminar una carrera, con la que puedo combinar y ganar un lugar en la música, que esperemos que sí se pueda, tengo fe que dentro de mis medios puedo lograr algo”, compartió.

Aseveró que ha sido complicado tener esas dos facetas porque llegó a atrasarse con las materias o a veces, por sus compromisos laborales, no podía ir a clases, pero ya tiene un equilibrio.

-Fin de nota-