Piden a Congreso yucateco enmendar postura ante matrimonio igualitario

La Comisión de Derechos Humanos de Yucatán solicitó al Congreso local enmendar su postura en torno de la iniciativa para modificar la Constitución Política del Estado en materia de matrimonio...

La Comisión de Derechos Humanos de Yucatán solicitó al Congreso local enmendar su postura en torno de la iniciativa para modificar la Constitución Política del Estado en materia de matrimonio igualitario.

En el marco del Día internacional contra la Homofobia, que se conmemora el 17 de mayo, dicha Comisión emitió un exhortó a las fuerzas políticas del poder legislativo yucateco a tomar en consideración los criterios nacionales e internacionales relativos a este tema.

“Pedimos enmendar cualquier postulado jurídico que tienda a propiciar algún acto de desigualdad o de discriminación en contra de quienes tienen una preferencia sexual diversa a la heterosexual", subrayó.

Y es que el pasado 10 de abril el pleno del Congreso de Yucatán rechazó, por mayoría votos, reformar la Constitución del estado para abrir el proceso a la legislación del matrimonio igualitario en la entidad.

Con 15 votos en contra, nueve a favor y una inasistencia, se rechazó el dictamen -que había aprobado este 9 de abril la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación– para reformar el artículo 94 de la Constitución estatal en el que se establece que la unión jurídica entre una pareja solamente puede ser entre un hombre y una mujer.

Ante ello, la Comisión de Derechos humanos consideró preciso reiterar que existen normatividad nacional e internacional que regulan el matrimonio, tal y como lo señala el numeral 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; así como criterios jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia y sus Tribunales.

“Recordamos que todas las personas somos iguales y poseemos por nuestra inherente condición de seres humanos derechos en igualdad de condiciones”, sostuvo.

Las personas de la comunidad Lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual e intersexual (LGBTTI), han sufrido históricamente de discriminación y rechazo en distintos contextos sociales.

De ahí la importancia de este día, en el que hacemos un llamado a la reflexión en torno al grave problema del estigma y la discriminación que, insistimos, históricamente este colectivo ha sufrido.

Esta Comisión de Derechos Humanos ha dado puntual seguimiento a los señalamientos y las acciones jurídicas emprendidas por colectivos y diversas organizaciones, derivadas de la reciente decisión del Congreso del Estado de Yucatán.

Según criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la opinión consultiva 24/17 de ese mismo Organismo Internacional; y la Recomendación General 23/2015 emitida por la CNDH a los titulares de los poderes ejecutivos y órganos legislativos de todas las entidades federativas, señalan que el matrimonio es una institución inherente y central de la sociedad humana.

“No puede verse como una esencia, o con una visión determinista, sino como una forma de convivencia eminentemente cultural, que no deberá estar condicionada a la orientación sexual de las personas”, precisó.

Por tal motivo, esta Comisión se adhiere a los criterios de máxima protección de nuestras libertades humanas.

“Con pleno respeto de la autonomía de los poderes legalmente constituidos en la Entidad, pedimos a los diputados tomar en consideración los criterios nacionales e internacionales relativos a este tema, enmendando cualquier postulado jurídico que tienda a propiciar algún acto de desigualdad o discriminación en contra de quienes tienen una preferencia sexual diversa a la heterosexual”, finalizó.

-Fin de nota-