Un gran reto pendiente en la economía es modernizar la cooperación internacional ante los nuevos mercados digitales, aseguró el subprocurador de Telecomunicaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), José Agustín Pineda Ventura.

“Hablando de la globalización en la economía digital, debe existir una gran cooperación entre las agencias nacionales e internacionales, para evitar que exista una impunidad ante las malas prácticas internacionales, que puedan afectar a los consumidores de cada uno de los países”, apuntó.

Durante el panel “El impacto de Internet en el e-commerce y el desarrollo de América Latina y el Caribe”, dijo que a pesar de hacer una compra en un portal en Asia, y que el producto sea elaborado en Europa, sus derechos como consumidores deben protegerse.

“La protección de los derechos de los consumidores a nivel nacional e internacional, sin duda, es importante. Tenemos que innovar y modernizar estos acuerdos internacionales que actualmente se tienen”, señaló en la 11 edición de la escuela del Sur de Gobernanza en Internet.

En este sentido, agregó que se deben establecer nuevas herramientas digitales y evitar, en la medida de lo posible, tener herramientas analógicas, “porque si no, cada uno de los países se va quedando rezagado”.

“Es importante establecer alguna aplicación internacional que reconozcan algunas prácticas comerciales transfronterizas, pero sin duda esto requiere el trabajo y la dedicación de cada uno de nuestros gobiernos”.

Pineda Ventura dijo además que otro gran reto que actualmente se tiene en el mundo, a fin de proteger los derechos de los consumidores, es delimitar el ámbito geográfico de los mercados digitales.

Consideró necesaria la intervención de los países para la protección de los derechos de los usuarios, pues en muchos casos el comercio electrónico “está generando una isla de desamparo”

El comercio está creciendo cada día más, pues de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), durante 2018 se realizaron tres mil 47 millones de compras con una tarjeta de crédito o débito, de las cuales, 9.4 por ciento se efectuó a través del comercio electrónico.

Así, según el reporte, durante el primer trimestre del 2015 el número de transacciones en comercio electrónico con una tarjeta de débito fue de 3.7 millones, mientras que al cierre de 2018, este número se incrementó alrededor de 15 veces (a 55.4 millones de operaciones).

Además, de acuerdo con información del Banco de México, las compras por comercio electrónico representaron 190 mil 633 millones de pesos, lo que significa 46 por ciento más que en 2017.

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) señala que para 2021, se pronostica que el comercio electrónico represente 17.5 por ciento de las ventas totales de retail en el mundo; actualmente, esa cifra se ubica en 12 por ciento, y en el caso de México es de 2.0 por ciento.

En ese sentido, consideró que para el país ese panorama de crecimiento podría fortalecerse en los próximos cinco años, gracias a la reducción de la brecha digital entre la población, la oferta mejorada de productos y la entrada de nuevos jugadores.

Así como la mejora de los servicios, la participación de prestigiosas marcas en el canal, los cambios en el estilo de vida de los consumidores, las ofertas frecuentes, el acceso al crédito y una mayor oferta en términos de métodos de pago.

-Fin de nota-