El coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, René Juárez Cisneros, comentó que no sabe si en el primer trimestre la economía nos dio “una cachetadita, cachetadón o nalgada”, pero lo cierto es que de acuerdo a cifras oficiales, México sufrió una desaceleración.

“Ojalá podamos crecer al cuatro por ciento, pero el comportamiento que observamos hoy, según los indicadores, nos dicen que vamos al revés”, señaló.

Sin duda, argumentó, lo deseable es que México creciera al seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pero para ello se tienen que dar las condiciones y conjugar distintas variables que son las que impulsan el desarrollo económico.

Sin embargo, si esas variables no están bien alineadas, es muy difícil lograr ese crecimiento, y lo que se observa hoy es una enorme incertidumbre que no genera certeza jurídica, elemento fundamental para que la gente invierta.

De igual manera, mencionó que el gasto público está detenido y no está orientado hacia la infraestructura como soporte del desarrollo, la economía pueda crecer y ser atractiva para la inversión.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) abundó que en el primer trimestre se cayó el empleo y si esto sucede se cae el consumo; mientras que la inversión tiene una tendencia decreciente.

Sin embargo, dijo que ojalá para el bien del país pueda haber una recuperación, pero hoy los indicadores dicen lo contrario, es decir, que la tendencia de la economía es decreciente.

 -Fin de nota-