En calma transcurre jornada en la UAM; revisan pérdidas en laboratorios

Poco a poco y de manera paulatina, los estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) ocuparon salones, pasillos y las áreas verdes que permanecieron abandonados durante casi 100 días por...

Poco a poco y de manera paulatina, los estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) ocuparon salones, pasillos y las áreas verdes que permanecieron abandonados durante casi 100 días por la huelga del Sindicato Independiente de Trabajadores.

Algunos alumnos llegaron directo a las bibliotecas, pues lo importante era devolver los libros que habían tomado en préstamo, antes de que les pusieran un retardo; otros prefirieron ponerse "al día" con sus compañeros antes de ingresar a las aulas.

A diferencia de la UAM Xochimilco, la labor de poda y limpieza fue más notable en la unidad Iztapalapa, donde yacían bolsas gigantes con hierba y hojas recolectadas tras el cierre de la escuela.

“Es entusiasmo lo que se siente, más que nada porque nadie esperaba que pudiera durar tanto la huelga; se veía en las transmisiones que ninguna de las dos partes cedía, pero ya ahora lo que nos queda a los estudiantes es echarle ganas para aprovechar lo que nos queda de tiempo para sacar esto adelante”, comentó eFrancisco Javier Osorio Santiago, alumno de la carrera de Ingeniería Química en la UAM Iztapalapa.

A las afueras del salón, el estudiante aplaudió la medida de las autoridades de adaptar el calendario para rescatar el trimestre, y mencionó que junto a sus compañeros y profesores revisarán los laboratorios, para hacer el conteo de los daños tanto de investigaciones y materiales que ya no se podrán utilizar.

“Hay trabajos que se hacían de investigaciones biológicas, por ejemplo, que prácticamente van desde cultivar varios hongos o bacterias y que tienes que estar monitoreando para que puedan vivir en una condición estable, entonces, trabajos como esos probablemente ya se hayan perdido”.

Aunque los profesores se rehusaron a dar entrevistas, algunos trabajadores que prefirieron omitir sus nombres consideraron que será cuestión de días para restablecer las actividades al ciento por ciento, pues en lugares como las bibliotecas se deberán normalizar las bases de datos y en los comedores deberán trabajar desde cero los inventarios de sus productos.

En la UAM Azcapotzalco, a Rabín Amadeo Martínez Hernández, quien realiza la tesis de Doctorado en Sociología Rural, le preocupa que el paro de labores afecte los apoyos a estudiantes de postgrado que realizan actividades e intercambios en el extranjero.

“Tengo un Congreso en Winnipeg, Canadá, el siguiente mes, entonces, a ver si me dan este apoyo si es que se regulariza y a ver cuánto me van a dar”.

Aseguró que sus compañeros que tenían que salir tuvieron que suspender sus salidas, mientras que otros retrasaron sus trámites de titulación.

“Ha habido movimientos muy importantes que han podido apropiarse de ciertos derechos, pero en esta ocasión sí me quedo con mucha preocupación porque como sociólogo veo que el prestigio de la universidad se vio envuelto por tres meses de huelga; desde afuera parece que no podemos arreglar nuestros problemas y que hay una incapacidad de las autoridades también para poder negociar”, agregó.

La UAM retomó las clases este miércoles, luego de 93 días de huelga y tres más para definir las condiciones y el nuevo calendario escolar donde se acodó finalizar el trimestre el próximo 17 de julio.

El Sindicato Independiente de Trabadores (SITUAM) concluyó la huelga al obtener un incremento salarial de 3.5 por ciento y el ciento por ciento de los salarios caídos.

-Fin de nota-