Denuncian excesivo uso de fuerza policíaca contra indígenas en Chiapas

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (CNPA-MN) denunció el uso excesivo de la fuerza policíaca contra campesinos de Chiapas, cuando realizaban una actividad de volanteo en...

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (CNPA-MN) denunció el uso excesivo de la fuerza policíaca contra campesinos de Chiapas, cuando realizaban una actividad de volanteo en protesta por el asesinato de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez Álvarez, el 17 de enero pasado en Amatán.

En un comunicado, la coordinadora (organización que encabezó la oposición a la Hidroeléctrica de Huexca, en Morelos), detalló en un comunicado que miembros del Movimiento Campesino Regional Independiente (Mocri), asociado a la CNPA-MN, realizaban una actividad de volanteo en el kilómetro 46 de la carretera Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas, cuando fueron obligados por policías a reiterarse.

Se trataba de una actividad pacífica para dar a conocer la situación que se vive en Amatán, luego de que en enero pasado la población impidió la toma de posesión del alcalde electo y que se produjeron los asesinatos de Jiménez Pablo y Gómez Álvarez, pese al cobijo del que eran objeto por parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

Se trataba de informar sobre el ambiente que prevalece en esa población, donde se está conformando un Concejo Ciudadano para tomar el control de la población y donde prevalecen numerosos problemas. A pesar de que los campesinos realizaban esta actividad sin impedir la circulación de autos sobre la carretera, la policía los desalojó usando fuerza excesiva.

En el comunicado, el vocero de la coordinadora, Jesús Gutiérrez Valencia, exigió al gobierno de Chiapas "el cese en el uso de la fuerza pública contra el movimiento social; basta de escudarse en un nuevo gobierno democrático, cuando el  gobernador (Rutilio Escandón Cadena) y demás funcionarios han estado en administraciones pasadas diferentes a la de Morena".

Gutiérrez Valencia consideró lamentable que el actual gobernador siga priorizando "la política del garrote", en lugar de establecer mecanismos eficaces para solucionar los añejos problemas sociales del estado, que dice conocer desde hace tiempo por haber formado parte de administraciones anteriores.

Aún más difícil de entender es el hecho de que se use a la fuerza policíaca para desalojar a indígenas y campesinos, por el solo hecho de ejercer su derecho a la protesta y la manifestación, en forma pacífica y sin obstruir vialidades.

"Hoy, los trabajadores del campo ratificamos nuestra determinación de seguir luchando por nuestros derechos y libertades", señaló.

Adelantó que la Coordinadora Nacional Plan de Ayala seguirá condenando a los tres niveles de gobierno que opten por inhibir la protesta social mediante el uso de la fuerza policíaca.

-Fin de nota-