Gobierno capitalino revisa inmuebles en riesgo tras sismo del lunes

La Comisión para la Reconstrucción tras el sismo de septiembre de 2017 en la Ciudad de México, trabaja en 411 edificios en condiciones de riesgo medio, alto y alto riesgo de colapso, y revisa con...

La Comisión para la Reconstrucción tras el sismo de septiembre de 2017 en la Ciudad de México, trabaja en 411 edificios en condiciones de riesgo medio, alto y alto riesgo de colapso, y revisa con apoyo de damnificados el estado que guardan los inmuebles luego el temblor del lunes 22 de abril.

En entrevista con Notimex, el comisionado para la Reconstrucción, César Cravioto, afirmó que mantienen comunicación con damnificados de los edificios afectados, y muchos de ellos cuentan con empresas que están elaborando sus proyectos, tienen directores responsables de obra y corresponsables en seguridad estructural.

Explicó que parte del mecanismo cuando ya se tiene el proyecto de rehabilitación y se tienen dudas, es solicitar la elaboración de un estudio específico antes del inicio de obra para tener mayor certeza sobre la posibilidad de que el inmueble quede bien con la rehabilitación o se pudiera tener algún problema al respecto.

Tras señalar que el sismo de este lunes no ocasionó mayores daños a inmuebles rehabilitados, dijo que han observado casos de edificios donde la rehabilitación es muy costosa, en algunos casos alcanza los dos millones de pesos por departamento, por lo que los vecinos han considerado la demolición para construir un nuevo edificio.

Eso está pasando en varios edificios donde es tan complicada y cara la rehabilitación que muchos han optado por tener un edifico nuevo, lo que también les daría mayor tranquilidad y seguridad, explicó.

Los edificios catalogados de riesgo alto de colapso por el Instituto de Seguridad de las Construcciones, no sólo por el caso de sismo, sino en todos los casos, se encuentran deshabitados, al igual que muchos de los inmuebles catalogados de riesgo medio, que requieren de una rehabilitación relativamente sencilla, pero no están habitados, así como aquellos que tendrán que ser demolidos.

Tras comentar que trabajan en la demolición de 10 inmuebles en la ciudad, dijo que hay 411 edificios en condiciones de riesgo medio, medio alto y alto de colapso, de ellos 11 se están reconstruyendo; 60 en rehabilitación; 71 en obra; 11 edificios rehabilitados entregados y otros están en proceso de aprobación de proyecto, en asambleas tomando decisiones sobre sus edificios y otros.

Cravioto Romero recordó que se solicitó a la Fiscalía General de la República, a la Auditoría Superior de la Federación y a la Contraloría General información sobre las empresas que pidieron participar en la reconstrucción, y las que ya están participando en supervisión y ejecución de obras de rehabilitación y reconstrucción.

Lo anterior, con el propósito de revisar si alguna tiene procesos en la Contraloría, en la Auditoría Superior de la Ciudad de México, o la Auditoría Superior de la Federación o juicios en su contra en tanto en la Fiscalía Federal o Procuraduría General de Justicia de la ciudad.

Por separado, Israel Ballesteros Ramírez, integrante de la organización Damnificados Unidos de la Ciudad de México, exigió que se garantice la transparencia en el uso de los recursos públicos y la seguridad de las viviendas y departamentos, no retrasar las obras y permitirles conocer su avance.

De acuerdo con el comisionado, es urgente que las autoridades del gobierno capitalino y la Comisión para la Reconstrucción implementen un esquema de auditorías técnicas y financieras para las obras vinculadas con la reconstrucción y garantizar los procesos constructivos para evitar poner en riesgo la seguridad estructural de los edificios y viviendas.

Confió en que el 8 de mayo próximo la jefa de gobierno presente a los damnificados el calendario de las fechas en que citará a las empresas para que expliquen los avances de obra, y consideró importante que aunque las obras de reconstrucción fueron iniciadas por la administración pasada y con recursos de la administración pasada, se deben vigilar los recursos que se han invertido.

Según César Cravioto, las obras de reconstrucción en esta administración van atrasadas, toda vez que en casos como el edificio en Amsterdam acaba de iniciar en esta semana, pese a estar programada desde antes, además de que debe haber mayor vigilancia en las empresas, toda vez que en algunos casos les han informado que el dinero no alcanzó para acabados y requieren presupuesto.

Desde hace 19 meses en muchos casos han pagado renta y carecen de los recursos suficientes para pagar cargos extras, cuando fueron las empresas las responsables de hacer las cotizaciones y se les entregó el dinero, puntualizó.

-Fin de nota-