Acuerdan estrategias de salud para pueblos indígenas de Guerrero

La Secretaría de Salud Federal y Estatal acordaron estrategias de salud y alimentación para comunidades indígenas y afromexicanos, con el fin de disminuir muertes maternas y desnutrición, así como...

La Secretaría de Salud Federal y Estatal acordaron estrategias de salud y alimentación para comunidades indígenas y afromexicanos, con el fin de disminuir muertes maternas y desnutrición, así como dotar de medicamentos al sector vulnerable.

El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, y el director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural, José Alejandro Almaguer González acordaron dar seguimiento al Grupo de Apoyo Estatal Intersectorial de Atención a la Salud y Entornos Saludables de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos, que se conformó en mayo del año pasado y que establecieron metas a corto plazo de esas acciones.

El director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural, de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGPLADES), José Alejandro Almaguer, expuso la importancia de socializar el Modelo de Alimentación Mesoamericana Saludable Culturalmente Pertinente, conocida como la Dieta MILPA.

Explicó que está dieta está basada en la combinación y consumo de cuatro productos principales que son maíz, frijol, chile y calabaza, el cual ayuda a combatir la desnutrición y reducir los índices de obesidad en el país, donde existen 28 millones de personas con desnutrición y 48 millones con sobrepeso y obesidad.

Entre otros temas, se comentó la posibilidad de reconocer la aportación de las parteras tradicionales en la disminución de muertes maternas y garantizarles apoyo económico a nivel estatal, además de lo que se pueda gestionar de recursos municipales y de otras instancias.

A su vez, el secretario de Salud en el estado, Carlos de la Peña Pintos dijo que las parteras tradicionales están ligadas a la Red de los Servicios de Salud y han demostrado su contribución a disminuir muertes maternas, como en la zona del Istmo de Tehuantepec, donde 80 por ciento de partos son atendidos por estas mujeres.

Expuso que uno de los principales problemas para garantizar la cercanía de los servicios de salud a la población es la dispersión, porque en Guerrero hay más de siete mil 500 localidades con menos de 200 habitantes, lo cual representa un reto.

Comentó la conveniencia de retomar la propuesta de aumentar los impuestos a las bebidas gaseosas y azucaradas, así como a la comida con escaso valor nutricional.

-Fin de nota-