Arte LGBTTTI, plasmado en cartel y en 41 marcha del orgullo

El arte y la cultura encabezarán la 41 edición de la Marcha del Orgullo LGBTTTI, por lo cual la selección del cartel fue muy importante, ya que debería plasmar todas las poblaciones de la comunidad...

El arte y la cultura encabezarán la 41 edición de la Marcha del Orgullo LGBTTTI, por lo cual la selección del cartel fue muy importante, ya que debería plasmar todas las poblaciones de la comunidad, así como el baile de los 41, ocurrido en 1901.

Por ello, Reyna Pelcastre Reyes, autora del cartel ganador, quiso representar lo que ese movimiento causó a la comunidad e hizo un desfile visual, donde están los 41, pasando por algunos iconos LGBT para la sociedad mexicana y cualquier persona que se encuentra en la marcha.

En entrevista con Notimex, compartió que haber sido seleccionada significa mucho para ella y más por ser una edición especial, además es la tercera vez que participa y quiso buscar un lugar para mostrar su arte como herramienta para visibilizar a dicha comunidad y ésta es una buena manera de presentarlo.

Respecto a las terapias de conversión, tema también de esta edición de la marcha, detalló que es parte de Yaaj México, organización que impulsó la propuesta contra las terapias de conversión y espera que el Senado los escuche y los mire, porque no están enfermos, solo quieren amar.

Mariana Cruz, directora general de la organización Jóvenes por una Salud Integral, indicó que la participación de las y los jóvenes en esta edición tiene dos puntos importantes, uno de ellos es la fiesta, el contactar con otros iguales, la empatía, el sentirte orgullosa de pertenecer a esta comunidad.

Mientras que el segundo, es reivindicarse y apropiarse de la lucha y el querer posicionarla, lo cual les corresponde ahora a ellos, es el relevo generacional que ahora están en esos espacios, continuar la lucha, posicionar las nuevas necesidades que ahora tienen.

Señaló que el tema de las terapias de conversión, es muy importante porque afecta principalmente a los jóvenes y menores de edad, pues son quienes más llevan a esos centros de las mal llamadas terapias de conversión, incluso como mujer lesbiana también posiciona políticamente el tema, “porque a nosotras además que nos golpean ahí, también hay violaciones correctivas, para corregir la orientación sexual”.

Por eso, llamó a los adolescentes y jóvenes a no tener miedo, es un camino difícil, pero tampoco es como hace 40 años, sin embargo todavía existen espacios de violencia y de discriminación, los cuales se dan en los círculos familiares y de amigos y puede ser complicado.

Pero también es necesario ser valiente y sentirse orgulloso de lo que son, además hay espacios aparte de los centros recreativos, como redes donde pueden encontrar lugares seguros de convivencia y manejar el tema de la discriminación, la violencia, como salir del clóset y como manejar su propia homofobia y lesbofobia interiorizada.

Como la organización “Cuenta conmigo”, que trabaja con personas jóvenes o el Instituto de la Juventud de la Ciudad de México, donde hay una brigada de la diversidad sexual que los empodera y promueve el respeto hacia la comunidad.