Danza tiene una buena estructura pero requiere recursos: Duane Cochran

Sin lugar a dudas, México tiene una buena estructura para crear e interpretar la danza, pero requiere de más apoyos económicos del gobierno, consideró Duane Cochran, bailarín, coreógrafo y músico...

Sin lugar a dudas, México tiene una buena estructura para crear e interpretar la danza, pero requiere de más apoyos económicos del gobierno, consideró Duane Cochran, bailarín, coreógrafo y músico estadunidense.

“Hace unos meses tuve una audición donde solamente necesitaba un bailarín y a una chica y llegaron como 60, más de la mitad eran muy buenos”, señaló Cochran quien tiene más de cuatro décadas con trabajos artísticos en el país.

En entrevista con Notimex vía telefónica a propósito del Día Internacional de la Danza que se conmemora el 29 de abril, consideró que el arte de la danza está bien posicionada y en el aspecto coreográfico hay muchas ideas, imaginación, y buenas obras.

Solo que al gobierno mexicano le falta impulsar más esta disciplina, subrayó el ganador del Premio Nacional de Danza (1991), por ello calificó al arte escénico como el “patito feo” de todas las disciplinas como la música, el teatro y las artes plásticas.

“Somos como los menos favorecidos, hace falta más apoyo, mayores oportunidades, más difusión. Es ahí donde está realmente el problema, hay una mala difusión que no nos ayuda en nada”, anotó.

Con una voz amable y pausada, enfatizó que ese apoyo debe darse desde el nivel básico de educación con programas que inculquen más la cultura en general y acciones enfocadas a las artes escénicas.

“(El problema) empieza desde las escuelas, donde no se inculca la cultura en general, a los niños hay que impulsarlos desde chiquitos, faltan programas, conocimiento, concientizar sobre la importancia de la danza, entonces insisto hacen falta más programas en las escuelas”.

Duane Cochran, quien es pianista titular de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, consideró que hoy por hoy, la principal dificultad a la que se enfrenta un profesional de la danza es el empleo, porque salen de los colegios y no tienen apoyo suficiente. “Entonces los bailarines terminan dando clases de lo que sea”.

Explicó que las compañías tienen que trabajar por proyectos, se trabaja seis meses en ese diseño, es decir, en los ensayos que no se pagan.

“Entonces el intérprete no solo tuvo que invertir tiempo sino dinero porque tiene que comer, utilizar transporte y pagar su renta, y eso no se paga, lo que se paga es cuando ya se realizan las funciones”, indicó. 

Cochran inició sus estudios de danza en la Cass Technical High School en Detroit, Michigan su ciudad natal donde se gradúa con honores. Fundó el Aksenti Danza Contemporánea (1991), un grupo independiente que propone una renovación continua del movimiento en busca de nuevos estilos y formas de expresión.

Sus obras se han presentado en los principales teatros y festivales de danza del país, así como en Colombia, Canadá, Brasil, Costa Rica y Nueva York.