Pemex vuelve a poner los ojos en Cantarell

Como parte de la estrategia para incrementar su producción, Petróleos Mexicanos (Pemex) considera participar con empresas privadas en 21 asignaciones, entre ellos el campo en aguas someras Akal...

Como parte de la estrategia para incrementar su producción, Petróleos Mexicanos (Pemex) considera participar con empresas privadas en 21 asignaciones, entre ellos el campo en aguas someras Akal, perteneciente al complejo Cantarell.

De acuerdo con la presentación “Oportunidades de inversión en campos maduros: Incremento en el factor de recuperación” realizada por Pemex, estas áreas tienen reservas 2P (probadas más probables) por dos mil 751 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Las reservas estimadas provienen de campos en aguas someras, recuperación secundaria, complejidad técnica y marginales, sin embargo, 68.84 por ciento sería de Akal, donde estiman 1.894 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Con el nuevo modelo de negocio a implementar será del tipo de Contrato de Servicio Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE) presentado por Pemex, la petrolera mexicana mantiene la titularidad de la asignación y continua como operador.

Mientras que el plazo máximo del contrato puede variar entre 15 y 25 años, a su vez la remuneración al contratista se realiza a través de una tarifa en dólares por unidad de hidrocarburo producido, en tanto que el prestador de servicios realiza las actividades pactadas en el contrato aportando 100 por ciento de la inversión de capital (CapEx) y del gasto de operación (OpEx).

También se consideran diversos aspectos para hacer viables los proyectos, ya que se mejora en el régimen fiscal, cuentas segregadas, tarifas variables en función del precio de los hidrocarburos y recuperación de costos en componentes de mayor riesgo.

Las 21 asignaciones contempladas por Pemex son Akal y Ayín en aguas someras; Agua Fría, Poza Rica, Tamaulipas, Cinco Presidentes, Los Soldados y Rodador en recuperación secundaria; Jujo-Tecominoacán, Coapechaca, Samaria, Terra, Sunuapa y Ayacote en complejidad técnica; Platanal, Cobra, Nelash, Bacal, Tiumut, Lacamango y Chiapas-Copanó en marginales.

Según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), en diciembre de 2003 Akal reportó una producción promedio de dos millones 104.5 mil barriles de crudo diarios; sin embargo, en febrero pasado solo aportó 45.9 mil barriles.

De acuerdo con estadísticas de Pemex, en 1990 el campo Cantarell producía en promedio un millón 16 mil barriles diarios de crudo diarios, una década después para el año 2000, el volumen se había incrementado 44.6 por ciento, para llegar al millón 471.1 mil barriles.

Fue en el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) cuando el campo registra su mayor nivel de producción petrolera, alcanzando en 2004 un promedio de dos millones 122.7 mil barriles de crudo diario, lo que representó un incremento de 44.2 por ciento respecto al inicio de su administración.

Sin embargo, desde entonces la producción de Cantarell ha ido en caída constante, ya que en 2018 el campo solo representó 9.0 por ciento de la producción de Pemex, equivalente a 161.1 miles de barriles diarios, una disminución de 92.4 por ciento en relación con sus mejores tiempos.

-Fin de Nota-