Cadena agroindustrial prepara estrategia para fijar precios de básicos

Productores agrícolas preparan una estrategia nacional para fijar el precio de los productos de la canasta básica por periodos prolongados, a fin de ofrecer certidumbre a la cadena de valor y a los...

Productores agrícolas preparan una estrategia nacional para fijar el precio de los productos de la canasta básica por periodos prolongados, a fin de ofrecer certidumbre a la cadena de valor y a los consumidores finales.

El presiente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, Juan Pablo Rojas Pérez, señaló que “así como se fijan las tasas de interés, queremos que la canasta básica tenga un precio anualizado, por ejemplo, y que su incremento no sea como una venganza, sino que esté de acuerdo con una tasa de inflación”.

En entrevista con Notimex, recordó que en México no hay definición de precios porque los precios hoy, desafortunadamente, están manejados en el mercado internacional por la bolsa de futuros de los productores de Estados Unidos, “y en ese sentido, lo que buscamos es que los precios que tenemos en México sean locales”.

En el caso mexicano, dijo, se tienen que tomar en cuenta muchos factores para definir el precio, tanto de la tortilla como de la canasta básica; principalmente los combustibles para el caso de la industria de la transformación, y para los productores hay que considerar los precios de los insumos y el precio al que se venderá a la agroindustria para que tenga un margen de utilidad.

Rojas Pérez indicó que ya han estado trabajando en la conformación de un Consejo Técnico Nacional de la Cadena de Valor, en donde participan productores, proveedores de las diferentes tecnologías y compradores, quienes junto con el Consejo Regulador que conforma el gobierno federal, definirían el precio final de los productos.

“No nada más los industriales, no nada más la industria de la masa y la tortilla, o no nada más los productores, sino todos, incluyendo el gobierno”, apuntó.

La estrategia que diseña ese Consejo Técnico está por terminarse, y esperan presentarla la próxima semana al gobierno federal, la cual busca fijar los precios de la canasta básica en general para que la población tenga confianza, certeza y una seguridad de que al menos por periodos más prolongados van a tener acceso seguro a ella.

Al referirse a los periodos prolongados, aclaró que serían plazos de por lo menos seis meses o un año, y se dejaría de tener la disparidad de precios que hoy se tienen, que por lo menos en el caso de la tortilla varía de 12 a 22 pesos.

Respecto al posible impedimento que representaría para ello la Ley de Competencia Económica, consideró que “el gobierno hoy tiene la capacidad para generar los cambios que se requieran para que la población esté con esa seguridad y confianza de acceso a la generalidad de la canasta básica”.

El líder de los productores de maíz aseguró que la estrategia que preparan tiende a elevar la producción y la productividad, así como disminuir los costos de producción por hectárea, además de generar mayor margen de utilidad para el productor.

En ello, el gobierno federal deberá participar con subsidios e incentivos, mientras que la banca de desarrollo deberá hacerlo a través de créditos oportunos y bajas tasas de interés, dependiendo de los diferentes tipos de productores, iniciando entre un cero y cuatro por ciento para los pequeños.

-Fin de nota-