Alebrijes iluminan, literalmente, la noche en la Ciudad de México

En punto de las 19:00 horas, 44 marionetas de alebrijes iluminados salieron del Museo de Arte Popular para desfilar hacia la Alameda Central de la Ciudad de México, en medio de familias completas que...

En punto de las 19:00 horas, 44 marionetas de alebrijes iluminados salieron del Museo de Arte Popular para desfilar hacia la Alameda Central de la Ciudad de México, en medio de familias completas que abarrotaron la entrada del lugar.

En grupos de 11 los alebrijes caminaron en hombros de sus creadores, comandados por un pez que echaba burbujas por la boca, seguido de una hormiga y un dragón; sin embargo, el más ovacionado por los pequeños fue el caballito de mar.

Pero estas criaturas zoomorfas no hubieran sido realidad sin artesanos mexicanos como Miguel Ángel Rosas, del colectivo Albrije Rosas, el cual elaboró el “Cebraito”, que es el caballito de mar y está inspirado en una mariposa. Llevó casi un mes elaborarlo y le injertaron nueva tecnología.

El material está soldado y el diseño derivó de un boceto; mide como tres metros y medio y es muy liviano, pesa alrededor de 10 kilos.

Además se utilizaron papel y plástico que permiten el paso de la luz, pues era importante para que lucieran espectaculares, además se recicla y ayuda al medioambiente. El caballito de mar quisieron hacerlo muy tierno para sacar una sonrisa a los niños.

Por su parte el artesano Sergio Bosco, quien trabaja en Ilumiteatro Monumental, participó con un alebrije de nombre "Coco" que representa la diversidad de razas; quisieron expresar que existen diferentes tonalidades, como humanos en el mundo de diferentes razas.

El alebrije está hecho de PET termoformado con tela y tiene unas hojas de tamal; no sólo quisieron utilizar plástico, sino también materiales naturales

Se emplearon residuos para darles un uso funcional e integrarlos a un uso común dentro de la vida diaria y esto es un reto que no sólo se tiene como artista sino también como seres humanos.

El mensaje que quieren dar con el desfile se vincula al trabajo creativo; y los alebrijes también son un reflejo de la sociedad, al haber tantos distintos como personas en la sociedad.

-Fin de nota-