El aumento de edificios inteligentes es un tema de preocupación debido a que hay que garantizar la seguridad de los mismos en un ambiente de hiperconectividad propiciado por el Internet de las Cosas (IoT).

Así lo planteó el especialista en ciberseguridad, Tony Anscombe, al analizar los riesgos de seguridad relacionados con este tipo de infraestructura, de la que se calcula habrá más de ocho millones en todo el mundo para el 2020.

Los sistemas de los edificios inteligentes están pensados para ahorrar energía, cuidar el ambiente, ofrecer comodidad y seguridad a las personas, sin embargo, también los ciberdelincuentes los tienen en la mira.

Mencionó que el equipamiento tecnológico de estas construcciones abarca muchos aspectos como la temperatura de los ambientes, la iluminación, las cámaras de seguridad, los ascensores, el estacionamiento, la gestión del agua, por mencionar algunas.

De acuerdo con expertos en ciberseguridad, ya se han reportado ataques en contra de los sistemas de algunos edificios inteligentes, debido a que estos funcionan con tecnología como el IoT, que ayuda a que las luces o el aire acondicionado sólo se enciendan en habitaciones ocupadas, por ejemplo.

Anscombe, evangelista de la firma de ciberseguridad ESET, señaló que el uso de sensores para un manejo óptimo del aire acondicionado de un hotel en Las Vegas permitió un ahorro de dos millones de dólares en un año.

No obstante, estos sensores pueden servir como objetivo para cibercriminales interesados en secuestrarlos y exigir rescate por ellos.

El secuestro de este tipo de estructuras puede ser problemático para la ciudadanía, ya que si el edificio afectado por un criminal es un hospital la vida de muchos pacientes se vería en peligro, o en cuanto a vulnerar los sistemas relacionados con la automatización de procesos.

Para evitar algún ataque a los edificios inteligentes, el experto recomendó revisiones de seguridad de los dispositivos que se usan en el inmueble, contar con un programa de manejo de vulnerabilidades y que se realice un trabajo cooperativo entre los distintos departamentos y áreas.

En un reporte publicado por la compañía, también sugirió actualizar los dispositivos de manera regular, establecer un plan de reemplazo de los aparatos o sistemas y un monitero constante de los dispositivos conectados.

- Fin de nota -