Derechos Humanos emite recomendación por riña en reclusorio de Chiapas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobierno de Chiapas por insuficiencia de personal de seguridad y custodia y la tardía reacción de autoridades...

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobierno de Chiapas por insuficiencia de personal de seguridad y custodia y la tardía reacción de autoridades penitenciarias para atender una riña en el Cereso 3 en Tapachula.

El organismo recordó que los hechos registrados en el citado Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (Cereso) derivaron en la muerte de dos internos, así como en lesiones a cuatro personas externas, por lo que determinó emitir la Recomendación 13/2019.

La CNDH constató que a pesar de que se tuvo conocimiento de los hechos y que se encontraban en riesgo la seguridad y la vida de los internos y de las personas que ingresaron a la visita no se actuó con prontitud ni bajo los protocolos específicos para hechos violentos.

Documentó que la falta de personal y el autogobierno que imperan en el centro fueron factores detonantes para la pérdida de control, al no existir medidas que permitieran resguardar la vida de la población recluida.

Como resultado de ello, un grupo de internos pertenecientes a otros dormitorios ingresaron al sitio en el que se encontraban las víctimas, dando acceso y deambulación de la población penitenciaria a diversas áreas del Cereso.

Además se evidenció la omisión de las autoridades del estado de Chiapas para garantizar la integridad personal de los internos.

Para corroborar todo lo anterior, el organismo nacional acudió al centro penitenciario a realizar recorridos y entrevistar a los heridos y a las autoridades.

Así constató los daños y las condiciones que persisten en el penal, así como la violación a los derechos a la vida, a la integridad personal, al trato digno y a la reinserción social de las personas privadas de la libertad.

La CNDH destacó que un sistema penitenciario estable debe integrar seguridad, control y justicia como parte de la obligación de las autoridades penitenciarias para evitar que el orden colapse, procurando trato equitativo y respetuoso a los derechos humanos.

Por lo anterior, la CNDH recomendó al gobernador de Chiapas atender las condiciones negativas señaladas por Diagnósticos Nacionales de Supervisión Penitenciaria (DNSP) de 2015 a 2018.

Asimismo instó a garantizar el derecho a la vida, a la integridad personal, al trato digno y a la reinserción social de los internos del Cereso y de sus familiares, incrementando el personal de seguridad y custodia.

Recomendó, además, elaborar programas para erradicar el autogobierno y clasificar a la población penitenciaria en términos de lo dispuesto en el Artículo 18 Constitucional; y brindar atención psicológica a los familiares de los internos fallecidos en términos de la Ley General de Víctimas y de la Ley de Víctimas de Chiapas.

-Fin de nota-