A 35 días de huelga, el Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Independiente del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), dijo que la representación patronal dio marcha atrás al ofrecimiento de entregar 100 millones de pesos para investigación y ponen sobre la mesa sólo 35 millones violando los acuerdos de la última reunión.

El dirigente gremial indicó que no obstante lo manifestado por el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, la propuesta de convenio entregada por la representación del INIFAP desconoce los acuerdos alcanzados en el último encuentro, lo cual significa un retroceso en las negociaciones.

Mencionó que en la reunión que tendrán hoy en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) exigirán a la parte patronal respeto a los acuerdos previos, con lo que se daría fin a la huelga.

Explicó que dicho retroceso consiste en disminuir el monto de los recursos destinados a proyectos, ya que se solicitaron 100 millones de pesos para 302 planes de investigación y en la reunión en la JFCA del lunes pasado, la representación del INIFAP ofreció 65 millones; sin embargo, en su nueva propuesta de convenio hace una oferta menor de 35 millones.

También, agregó, en esa negociación las autoridades aceptaron respetar el establecimiento de las comisiones de planeación, evaluación y seguimiento de la investigación (Copesi), como entidades dictaminadoras para trasparentar el financiamiento de los proyectos y resguardar la calidad de los trabajos.

Esto, aclaró, contraviene el espíritu de conciliación del titular de la Sader, quien luego de reunirse con integrantes del sindicato expresó en su cuenta de Twitter: "En un diálogo respetuoso con representantes del SIIINIFAP planteamos la importancia de acercar posiciones y resolver el conflicto confiados en avanzar en el fortalecimiento del Instituto para su contribución a la transformación del campo".

En esa reunión, apuntó, el funcionario exhortó a los integrantes del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias a hacer un replanteamiento sobre lo que debe ser el organismo para convertirse en un aliado y acompañar las políticas de la Cuarta Transformación que plantea el gobierno federal, tras reconocer que en su estado actual, "sinceramente no nos esta apoyando".

Durante una reunión con los integrantes del Sindicato Independiente de Investigadores del INIFAP (SIIINIFAP), quienes el pasado lunes se manifestaron para solicitar los buenos oficios del titular de la Sader, Villalobos Arámbula, para buscar una solución a sus demandas tras más de un mes de huelga, el funcionario reconoció que el INIFAP hoy no es el "brazo técnico" de la secretaría, y externó su deseo de que lo vuelva a ser, porque "lo necesito".

El dirigente sindical manifestó que los investigadores manifestaron que los gobiernos anteriores iniciaron un desmantelamiento del organismo, redujeron presupuestos y apoyos e incurrieron en actos de corrupción. Además, prosiguió, privilegiaron el financiamiento a organismos internacionales que no han dado solución a los problemas del campo mexicano.

Expuso que si el país está en camino a una Cuarta Transformación, se debe apoyar a las instituciones públicas y que todo el trabajo sea capitalizado para atender los grandes problemas y prioridades en el campo, ya que pese a la escasez de recursos para la investigación ha habido resultados que pueden contribuir al desarrollo rural.

-Fin de nota-