> Clase obrera cubana rechazará ley Helms-Burton el 1 de Mayo

Clase obrera cubana rechazará ley Helms-Burton el 1 de Mayo

La clase obrera cubana demostrará el próximo 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, su rechazo a la activación de la ley Helms-Burton y reiterará su apoyo al gobierno de Venezuela, informó hoy uno...

La clase obrera cubana demostrará el próximo 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, su rechazo a la activación de la ley Helms-Burton y reiterará su apoyo al gobierno de Venezuela, informó hoy uno de los ponentes en el Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

En su discurso, Andrés Morales, representante del municipio especial de la Isla de la Juventud, aseguró que la clase obrera cubana, con presencia multitudinaria en el Desfile por el Día del Trabajo, rechazará la activación del título III de la Ley Helms-Burton que, dijo, es un "engendro extraterritorial que busca rendir por hambre al pueblo cubano".

Indicó que también ratificará su apoyo al pueblo y gobierno de Venezuela, así como a su presidente Nicolás Maduro, además exigirá la libertad del exmandatario brasileño Luis Inácio Lula Da Silva, preso injustamente desde hace poco más de un año víctima, según la agencia cubana de noticias Prensa Latina.

En su discurso de apertura, la víspera en el Palacio de Convenciones de La Habana, el secretario general de la CTC, Ulises Guilarte, también expresó su solidaridad con el pueblo y gobierno de Venezuela, en especial su presidente Maduro, ante las agresiones de Estados Unidos.

Asimismo, rechazó las recientes acciones del gobierno de Estados Unidos contra Cuba que buscan endurecer el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla desde hace casi 60 años.

El pasado 17 de abril, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que el gobierno de Donald Trump activará a partir del dos de mayo próximo el apartado III de la Ley Helms-Burton, que permite reclamar mediante demandas ante las cortes estadunidenses las propiedades confiscadas luego de la revolución de 1959.

La ley Helms-Burton fue aprobada en 1996 por el expresidente estadunidense William Clinton, sin embargo, el capítulo III no entró en vigor y fue pospuesto, por la intervención de Bruselas que defendió la presencia de inversiones españolas en la isla, sobre todo del ramo hotelero.

El XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, que se prolongará hasta el próximo miércoles, inició ayer sábado bajo el lema “Unidad, Compromiso y Victoria, con la asistencia de más de mil delegados sindicales de todo el país.

Durante la cumbre gremial, los obreros cubanos debatirán sobre la representación y defensa de los derechos y deberes de los trabajadores, la labor política e ideológica de la organización y su participación activa en el desarrollo económico y social del país.

-Fin de nota-