> Armada operará primer radar de vigilancia hecho en México

Armada operará primer radar de vigilancia hecho en México

Por primera vez en México se desarrolla con tecnología propia un Sistema de Radares de Vigilancia Aérea para salvaguardar la seguridad de las instalaciones estratégicas, prestar apoyo a la población...

Por primera vez en México se desarrolla con tecnología propia un Sistema de Radares de Vigilancia Aérea para salvaguardar la seguridad de las instalaciones estratégicas, prestar apoyo a la población civil, así como combatir el tráfico de narcóticos, de personas, de armas y la pesca ilícita.

De igual manera, con la finalidad de ya no depender de las tecnologías extranjeras, el Instituto de Investigaciones de la Armada de México opera drones y aeronaves no tripuladas elaboradas y diseñadas por ingenieros tanto de la Secretaría de la Marina, como de personal civil provenientes de universidades.

El capitán de corbeta del Servicio de Ingenieros de la Armada de México, Santos Martín López Estrada, responsable técnico del proyecto del Sistema de Radares de Vigilancia Aérea, comentó que desde hace tres años trabajan en este proyecto y esperan terminarlo y ponerlo en operación el próximo 30 de octubre.

Explicó que en la actualidad se opera con radares construidos y diseñados en el extranjero que incumplen con las necesidades del país que cuenta con una orografía muy diferente a la de otras naciones.

Estos radares, abundó, operarán con software y hardware elaborados por ingenieros mexicanos, de tal manera que se cuente con una integración de señales o de los blancos para lograr la integración de manera transparente entre los diferentes sistemas que operan en las instalaciones de las secretarías de Marina y Defensa Nacional.

Mencionó que antes del 30 de octubre de este año, en el mes de julio iniciarán las pruebas de campo y al término del proyecto estarían en disponibilidad para instalarse en algún sitio del país.

“Se trata de un prototipo de radar de vigilancia aérea del tipo 3-D; estamos en la última etapa para desarrollar el despliegue de toda la visualización de las etapas: el Sistema de Antena, Sistema de Radio Frecuencia, y finalmente el Sistema de Despliegue”, señaló.

El prototipo de radar tiene un alcance de 80 kilómetros y se espera que se aplique en la Sonda de Campeche, donde el control aéreo es bastante complejo y se trata de una zona estratégica.

Lo anterior, no sólo con la finalidad de controlar las aeronaves legalmente registradas en el espacio aéreo, sino también aquellas que pudieran estar cometiendo vuelos ilegales o realizando actividades ilícitas, y se puedan realizar las intercepciones correspondientes.

Con el mismo afán de depender cada vez menos de las tecnologías extranjeras, en el Instituto de Investigaciones de la Armada de México, se trabaja en prototipos de drones y aeronaves no tripuladas que recorren el espacio aéreo nacional con la finalidad de realizar tareas de vigilancia y de información para facilitar operativos.

A su vez, el capitán de fragata Julián Ramos Granados, líder del proyecto del Sistema Aéreo No Tripulado, comentó que existen cuatro sistemas de aeronaves no tripuladas y cada uno de ellos cuenta con tres unidades, para dar un total 12 del prototipo Arcturus T20, que todavía es de tecnología estadunidense.

Agregó que la Armada de México ya cuenta con otro sistema denominado Spartaamc, que cuenta con tres aeronaves no tripuladas totalmente diseñadas y construidas en México.

Expuso que trabajan desde hace varios años y entre los proyectos que han desarrollado está el Sistema de Patrullaje Autónomo y de Reconocimiento Táctico de la Armada de México, y ahora se trabaja en un sistema de despegue vertical.

El Spartaamc tiene, entre otras características, es que puede realizar más ocho horas de vuelo, alcanzar hasta 50 millas de distancia y hasta mil 200 pies de altitud, y con el que se pueden desarrollar reconocimientos de incendios forestales, protección a la fauna y medio ambiente, la vigilancia en las zonas marítimas, costas y portuarias.

Lo novedoso del prototipo diseñado por la Armada de México es que es autónomo, de tal manera que puede despegar, volar y aterrizar sin la interacción de persona alguna, como sucede en el caso todos los prototipos del mundo, destacó.

Añadió que trabajan en una aeronave que pueda despegar y aterrizar de manera vertical, pues dado que el hábitat de la Marina es el mar, no se cuenta con pistas para despegue, por lo que se espera concretar este proyecto para utilizarlos en los buques y en las embarcaciones interceptoras.

-Fin de nota-