> Ante multas y detenciones, mejor conmemorar Sábado de Gloria en seco

Ante multas y detenciones, mejor conmemorar Sábado de Gloria en seco

Hasta hace algunos años era común que niños y adultos por igual salieran a conmemorar el Sábado Santo o de Gloria con sendas cubetas de agua, gritos y corretizas en la mayor parte de las colonias de...

Hasta hace algunos años era común que niños y adultos por igual salieran a conmemorar el Sábado Santo o de Gloria con sendas cubetas de agua, gritos y corretizas en la mayor parte de las colonias de la Ciudad de México; todo era fiesta y diversión hasta que las autoridades capitalinas impusieron una multa de hasta tres mil 779 pesos y detención de 24 a 36 horas.

De acuerdo con información de la alcaldía Gustavo A. Madero, la Ley de Cultura Cívica de la capital mexicana, en su Artículo 26, establece que son infracciones contra el entorno urbano capitalino desperdiciar el agua o impedir su uso a quienes deban tener acceso a ella en tuberías, tanques o tinacos almacenadores, así como utilizar de manera indebida los hidrantes públicos, obstruirlos o impedir su uso.

En el mundo sólo 1.0 por ciento del agua es dulce y se la encuentra en lagos y ríos que nacen de las montañas; 97 por ciento del agua disponible en el globo terráqueo es de mar y 2.0 por ciento es congelada.

Así se recomienda cuidar el agua no sólo en Sábado de Gloria, sino siempre: se debe reducir el tiempo de ducha, evitar el uso de albercas inflables, utilizar lavadoras con cargas completas, emplear cubeta al lavar el auto y agua de lluvia para el riego de las plantas.

La tradición del Sábado de Gloria surgió en los primeros años del catolicismo, cuando sus fieles eran aún perseguidos por el Imperio Romano y acudían a ser bautizados un día antes de la resurrección de Jesús; como eran muchas personas se optaba por bautizarlos a todos juntos en lugar de llevarlos uno a uno a la pila bautismal.

Además existía la creencia de que nadie se debía bañar en los días santos hasta después de la crucifixión de Cristo, es decir en Sábado de Gloria; para este periodo existen incluso tradiciones religiosas como no comer carnes rojas, no sostener relaciones sexuales, cortarse el cabello y evitar la música y los juegos de azar y no vestirse de rojo.

El Sábado Santo, para los fieles de la religión católica, es un tiempo de espera y reflexión para la resurrección de Jesús; en este día de luto no se llevan a cabo celebraciones eucarísticas; además se conmemora la Soledad de María, quien después de llevar a Jesús al sepulcro se queda en compañía del apóstol Juan.

En este día además tampoco se puede celebrar ninguno de los sacramentos eucarísticos, con excepción de la penitencia y la unción de los enfermos.

-Fin de nota-