Los puentes internacionales que enlazan a las ciudades de Reynosa, Tamaulipas, y McAllen, Texas, reportan cada uno afluencia de más de 18 mil vehículos por día durante la temporada de Semana Santa, 50 por ciento más que en un periodo regular de tráfico.

Rigo Villarreal, superintendente del Sistema de Puente de McAllen, informó en un comunicado difundido en esta ciudad que, ante las largas filas en los cruces fronterizos, brindan alivio a los viajeros que están cansados de la carretera, ofreciéndoles agua y traslados a quienes necesiten usar las instalaciones del baño.

Indicó que "se está haciendo un gran trabajo al tratar de procesar los vehículos de la manera más eficiente y segura posible, pero hay momentos en que el tráfico comienza a retroceder".

"Durante esos largos tiempos de espera, los empleados están fuera de la línea, entregando botellas de agua a los viajeros", dijo.

También, acoto, están disponibles los agentes del Departamento de Policía de la Ciudad de Mission, Texas, que ayudan al personal del puente a proporcionar apoyo y trabajo a los vehículos que pueden estar sobrecalentados o que necesitan algún servicio temporal.

Mencionó que, en promedio, el Puente Internacional Anzalduas tiene 12 mil cruces diarios con un tiempo de espera de 60 minutos.

El funcionario señaló que “esperamos poder ofrecer un poco de servicio a nuestros viajeros diarios y de vacaciones, agradeciéndoles por elegir cruzar en el Puente Anzalduas, entendemos su frustración con los tiempos de espera más largos y solo queremos ofrecer algo de alivio".

Comentó que, durante los principales días festivos, cuando los viajeros mexicanos viajan para ir de compras y visitar, el McAllen Bridge System participa en un programa federal que permite a las entidades públicas o privadas ayudar a pagar personal adicional para los oficiales de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos.

Con esta ayuda, dijo, se logra reducir el tiempo de espera los puente y llevaría a los viajeros a las tiendas de McAllen e Hidalgo, Texas, lo más rápido posible.

-Fin de nota-