Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años, continuó en esta capital su campaña por Europa para sensibilizar a la opinión pública y en especial a los políticos sobre la necesidad de colocar el cambio climático en la agenda. 

Thunberg, quien llegó a Roma desde Estrasburgo, Francia, donde ofreció un discurso ante el Parlamento Europeo, participará este jueves en una conferencia sobre el clima en el Senado italiano, y mañana viernes participará como ponente en la "huelga por el clima" de la organización #FridaysForFuture.

Más tarde, asistirá a la manifestación de los estudiantes, que comenzará en la Piazza del Popolo de Roma, donde demandarán a los Gobiernos tomar medidas efectivas para combatir el cambio climático.

Este miércoles, al finalizar su tradicional audiencia semanal en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco se dirigió a la joven que portaba un cartel en el que se leía la leyenda: "Join the climate Strike" (Únete a la huelga por el clima).

Durante el breve encuentro, acordado por los padres de la menor, el pontífice le pidió a la joven que continuará su lucha por el clima.

La joven, quien en sus "Viernes por el Futuro" ha conseguido llevar a las plazas a millones de estudiantes de todo el mundo para clamar por la defensa del planeta, ha llevado su protesta al Foro de Davos y a distintas cumbres climáticas.

Durante un discurso que ofreció en la pasada Cumbre del Clima de Naciones Unidas, que se realizó en diciembre de 2018 en Katowice, Polonia, Thunberg evidenció los insuficientes avances en la lucha contra el calentamiento global.

La biósfera es sacrificada para que los ricos de países puedan vivir con lujos, indicó en esa ocasión la adolescente, quien para su gira por Europa viaja en tren para contaminar menos.

Ante el Parlamento Europeo, Thunberg demandó una reducción de las emisiones de bióxido de carbono (CO2) en al menos un 50 por ciento durante 10 años.

-Fin de nota-