Es inusual que una universidad extranjera del prestigio de Harvard organice una cátedra que lleve el nombre de un intelectual vivo, como es el caso del arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma; ese es un reconocimiento del que México debe estar orgulloso, aseguró el doctor Javier Garciadiego.

Entrevistado vía telefónica minutos antes de tomar parte esta tarde en ese programa académico que honra al arqueólogo mexicano, Garciadiego comentó que preparó para dicha ocasión un recorrido histórico por los grandes momentos y los personajes más representativos del Siglo XX mexicano, tema de su estudio e interés como historiador.

Adelantó que hablaría, y así lo hizo un momento después, de los años que le tocó dirigir al país a los presidentes revolucionarios Venustiano Carranza, Francisco I. Madero, y otros hasta llegar al periodo político que gobernó el General Lázaro Cárdenas. “Hablaré de la Revolución Mexicana, de 1910 a 1940, contemporizando con el México de hoy”, dijo.

Para su intervención en este ciclo de charlas instituidas en 2017, con las cuales ha quedado reafirmado el compromiso de colaboración educativa y de investigación que México tiene con la Universidad de Harvard, preparó una visión sociopolítica de la Revolución, partiendo de sus causas, brotadas durante el gobierno de Porfirio Díaz.

Luego, anotó, hablaría de las diferentes etapas de la Revolución Mexicana y sus actores, como Madero, Carranza, y posteriormente de los años 20 a los 40, tratando de dar la base sociológica durante la conformación de cada uno de los gobiernos que trajo la revolución. “Hay varias universidades en Estados Unidos que ven con interés la historia de México”.

Garciadiego expresó en ese sentido que la Universidad de Texas en Austin analiza a México en términos documentales; mientras Chicago, Stanford, Columbia y otras estudian con particular profundidad no sólo el Siglo XX, sino también el periodo Colonial. En el caso de Harvard, de las época prehispánica a nuestros días.

Cada universidad en Estados Unidos tiene su especialidad entorno a la historia de México, abonó el historiador miembro de El Colegio de México y de El Colegio Nacional, quien dejó ver que como es común en sus charlas, conferencias y conversatorios, añadiría una dosis de anécdotas, datos curiosos y frases famosas de los personajes.

En este caso prometió hablar de “los cañonazos de 50 mil pesos” a los que se refería Álvaro Obregón, siempre en el marco de una interpretación sociológica de la historia de la Revolución Mexicana. “Son datos que ofrezco para que el escucha se relaje y se identifique con el proceso del que hablo”, explicó el investigador.

Sin embargo, advirtió: “Todavía, cada vez que imparto una conferencia dentro o fuera de México, me pongo nervioso; creo que ese es un signo de responsabilidad”, dicho lo cual, ingresó al auditorio donde tendría lugar la charla ante un amplio grupo de estudiantes, profesores, investigadores y especialistas interesados en el devenir histórico de México.

Transmitida vía streaming, la cátedra inició y antes de que Garciadiego tomara la palabra, el también miembro de El Colegio Nacional, Eduardo Matos Moctezuma recordó el inicio de la serie de conferencias que llevan su nombre impartidas por la Universidad de Harvard, encuentros que iniciaron en octubre de 2017 en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

Antes de cederle la palabra a Garciadiego, quien preside la Conferencia de Primavera 2019, expresó que “mucho es lo que debe la historia de nuestro país al doctor Javier Garciadiego, quien ha dirigido instituciones de primer nivel y ha ampliado de manera notable el conocimiento de figuras universales, como Alfonso Reyes”.

-Fin de nota-