Para difunfir y preservar las tradiciones y expresiones de la cultura mexicana, el Museo de El Carmen abrió desde este martes y hasta el próximo domingo 28 de abril, el Altar de Dolores.

La directora del recinto, Eva Ayala Canseco, refiere que los museos siempre han abonado una parte importante a una cultura de civilidad, educación y paz en cualquier país.

Entonces la Semana Santa ha sido un referente para los mexicanos, que independientemente del tipo de fe que se profese, “somos un pueblo que tenemos un bagaje católico, y el Altar de Dolores es una tradición ancestral, enclavada en el imaginario popular de los mexicanos”.

Refiere que es importante continuar una tradición, la gente de los barrios colindantes al Museo de El Carmen está esperando el altar para asistir con su familia.

“Este año estamos trabajando de la mano con el Museo de Las Vizcaínas que prestó tres obras de los siglos XVII al XVIII, periodo del barroco a la transición del neoclásico.

El altar tiene diversos elementos además de la Virgen de Dolores, vestida de luto, de negro, con un rostro compungido por el dolor ocasionado por la pérdida del hijo y también tiene una daga en el pecho que le atraviesa el corazón.

Otros objetos también simbolizan el luto, son los germinados que significan la resurrección, los cítricos coronados con una bandera que simboliza el tiempo de la resurrección, es el estandarte que va a henarbolar Cristo cuando regrese a la vida.

Otros recintos bajo resguardo del INAH en los que se montaron los altares serán los museos Regional Potosino, así como el Centro Comunitario Ecatepec-Casa de Morelos y los ex conventos hidalguenses de Actopan y Epazoyucan.

Con fuerte arraigo en la comunidad de San Ángel y sus barrios colindantes, la instalación del Altar de Dolores en el Museo de El Carmen se ha convertido en visita obligada como parte de las actividades recreativas y de educación vinculadas con la Semana Santa.

 -Fin de nota-