La huelga en el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) ya cumplió 27 días de haber estallado, debido a que las autoridades se niegan a firmar con los trabajadores un convenio para que se asignen 100 millones de pesos para 302 proyectos de investigación para desarrollar a estos sectores de la economía del país.

Así lo señaló el dirigente del Sindicato Independiente de Investigadores del INIFAP, Ramón Garza Garcia, quien mencionó que las banderas rojinegras se encuentran colocadas en 77 centros de trabajo de todo el país.

En entrevista con Notimex, destacó que han logrado un gran avance, pues se busca el respeto a lo que se tiene firmado en el contrato colectivo de trabajo.

Según el líder gremial, la alta burocracia del instituto ha intentado debilitar el paro de labores al enviar a los integrantes del sindicato documentos anónimos en los que denuestan las acciones de la dirigencia sindical en las audiencias en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Con ello, dijo, pretenden crear confusión y además hacen una propuesta que resulta notoriamente improcedente como la gran solución para firmar un nuevo contrato colectivo de trabajo, pretendiendo que los trabajadores pierdan parte de lo ganado hasta ahora.

Lo que pasa, continuó, "es que no hay una respuesta concreta sobre un convenio que está en nuestro contrato colectivo de trabajo, para que se asignen recursos para proyectos de investigación".

Según el líder sindical, “no es para nosotros estos recursos sino son fondos que van a servir al desarrollo del país y salir de la dependencia alimentaria que se tiene con el extranjero”, por lo que “ese dinero no es para chicles como piensa la burocracia que se ha apoderado del instituto”.

Se tiene, prosiguió, investigaciones para maíz, frijol, cebada, para el control de enfermedades en ganado ovino y bovino, así como proyectos para recuperar zonas de bosques y selvas que se han perdido por diversas situaciones como la sequía, la quema para el desarrollo de la ganadería y la sobreexplotación.

Hizo notar que el organismo cuenta con un esquema de financiamiento propio mediante la venta de semillas y servicios que le permiten allegarse unos 200 millones de pesos, mientras por recursos fiscales se le asignan 375 millones de pesos, es decir cuenta con un presupuesto de aproximadamente 600 millones de pesos.

El dirigente sindical comentó que para llevar a cabo los 302 proyectos de investigación se requieren de 200 millones de pesos aproximadamente.

Sin embargo, aclaró, que por las medidas de austeridad presupuestal no se pueden llevar a cabo dichas investigaciones, pero haciendo un gran esfuerzo de ahorro se requieren de 116 millones de pesos para llevarlos a cabo.

Denunció que desde el sexenio de Enrique Peña Nieto los proyectos que se tenían fueron menospreciados y se les asignaban escasos recursos, prueba de ello es que se le dieron 10 millones de pesos para 120 proyectos, monto insuficiente para llevarlos a cabo.

Garza García confió en que esa situación se resuelva de manera positiva para lograr realmente la Cuarta Transformación en el país y se apoye realmente al campo, y los recursos que se le asignan se apliquen correctamente.

-Fin de nota-