El parlamento de Egipto aprobó hoy enmiendas constitucionales incluida una sobre la duración de la presidencia por más de dos mandatos consecutivos, lo que permitirá al presidente Abdul Fattah al Sisi permanecer en el poder al menos hasta 2030.

Después de un duro debate, la Cámara de Representantes decidió dar luz verde las enmiendas propuestas a la Constitución de 2014, incluido el artículo 140, aprobado en referéndum en 2014 y que establece que el mandato es de cuatro años y el presidente solo puede ser reelegido una vez.

Bajo los cambios aprobados por los parlamentarios este martes, los mandatos presidenciales alcanzarían seis años y un mandatario puede relegirse cuantas veces lo desee, lo que allana el camino para que al Sisi siga en la presidencia, según un reporte del sitio Ahram on line.

El presidente egipcio debe retirarse en 2022, cuando finalice su segundo mandato de cuatro años, sin embargo con las enmiendas, que deben someterse a un referéndum dentro de los 30 días, su mandato actual se extenderá a seis años y podrá presentar una vez más a las elecciones y gobernar al menos hasta 2030.

Al Sisi llegó al poder tras el derrocamiento militar del primer presidente electo democráticamente en Egipto, Mohammed Morsi, en julio de 2013, que él mismo dirigió, como jefe del Ejército, en ese entonces, y luego de una ola de protestas antigubernamentales.

Morsi reemplazó en el poder a Hosni Mubarak, quien gobernó del 14 de octubre de 1981 al 11 de febrero de 2011, cuando fue derrocado en el marco de la llamada Primavera Árabe.

En 2014, al Sisi fue elegido como presidente y el año pasado fue reelegido, luego de ganar las elecciones con el 97.0 por ciento de los votos, ya que sus rivales abandonaron la contienda o fueron arrestados antes de los comicios.

 -Fin de nota-