> ¡Gordillo! no te queremos aquí: la CNTE

¡Gordillo! no te queremos aquí: la CNTE

Control, venta de plazas, impunidad, corrupción, presos políticos y muerte es como los maestros de la sección nueve de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de...

Control, venta de plazas, impunidad, corrupción, presos políticos y muerte es como los maestros de la sección nueve de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de México, identifican los 23 años en los que la maestra Elba Esther Gordillo estuvo al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“¡Gordillo! Jamás vuelvas porque no te queremos aquí. No te necesitamos para muerte, para presos políticos, para corrupción y para impunidad. Nunca jamás, lárgate, muérete” es así como la maestra de educación especial Leticia Rivera reacciona cuando se le recuerda sobre las intenciones de Elba Esther Gordillo de regresar a liderar el Sindicato.

En el edificio ubicado en Belisario Domínguez 32 de la colonia Centro de la capital del país, los maestros, muchos de ellos entrados ya en la tercera edad, se reúnen para hacer trabajo sindical e informar a sus compañeros sobre la reforma educativa y su impacto en el magisterio.

Ellos, son identificados como los disidentes del SNTE, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que por más de tres décadas se han dedicado a promover lo que llaman “la defensa de la educación".

A decir de los docentes de la sección de preescolar, primaria y educación especial, han sido de los más golpeados por el “charrismo” del Sindicato, y es la fecha en la que no han podido elegir de manera democrática un Comité Ejecutivo.

“Tenemos muchos años luchado contra ese tipo de liderazgo, a nosotros en la novena nos impactó (la llegada de Elba Esther Gordillo), porque nunca recibimos ningún apoyo, ni para este edificio que tenemos y mucho menos para nosotros”, sostuvo la maestra María de la Luz Paz Ramírez.

El ex-profesor de Educación Física, Rufino Celedonio Evangelio, jubilado desde hace 16 años, comentó que la maestra “está acostumbrada al poder, a manejar los hilos de la vida magisterial a su antojo y no le aporta nada a la educación”.

Los maestros en educación inicial sostienen que el regreso de Elba Esther Gordillo es seguir abonando a la opacidad en los recursos, la corrupción y en casos extremos hasta la muerte.

“Nunca ha dado un solo informe (de las cuotas sindicales), no hay claridad en el manejo que ella hace de tantos millones de pesos que ingresan al sindicato”, refirió Paz Ramírez.

Es volver a su enfermedad de poder comenta la maestra retirada Silvia Sánchez Juárez, “si desde antes de que saliera de la cárcel ya estaba formándose una organización a través de sus familiares, pues eso quiere decir que ella quiere estar al frente del Sindicato y, con ello va junto, la situación de un nuevo partido político”.

SNTE, la historia de un cacicazgo

El diputado del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Martín del Campo, quien fuera de los fundadores de la CNTE, afirmó que en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, como en otros grandes sindicatos, se han generado “cacicazgos”.

“Con Jesús Robles Martínez había golpeadores, incluso, cuando el movimiento de Otón Salazar el Movimiento Revolucionario Magisterial (en 1958) los golpeadores intimidaban al magisterio. Luego ya en la época de la Coordinadora se llegó al asesinato de compañeros maestros por pistoleros del propio sindicato de la fuerza de Jonguitud Barrios que se hizo llamar la ‘Vanguardia Revolucionaria’ por eso hay una confrontación y una memoria que hace que los maestros de las secciones que pertenecen a la CNTE tengan ese recuerdo vivo”, añadió el legislador.

Explicó que siendo el sindicato de maestros el más numeroso de América Latina, con más de un millón de agremiados, “el 1.0 por ciento de descuento para la cuota sindical, eso es una gran fortuna, pero no solo es eso, la riqueza que tuvo Carlos Jonguitud Barrios no sólo era por el control de las cuotas, la que tuvo en su momento Jesús Robles Martínez también, no sólo era por las cuotas, sino de otros asuntos y con Elba Esther llegamos al apogeo de hacer negocios grandes con socios”.

Por su parte, el secretario general de la sección 9 del Comité Ejecutivo Seccional Democrático en la Ciudad de México, Enrique Enríquez, señaló que a su llegada al sindicato, Elba Esther Gordillo representó opacidad y manejo faccioso de los recursos, así como agresividad y violencia con quienes no están de acuerdo con ella.

“Ahí tenemos el caso de Misael Núñez Costa, lo mandó a asesinar, él era trabajador, maestro de la sección de El Valle de México, de la sección 36. En Chiapas y Oaxaca, maestros desaparecidos o asesinados a través de sus órdenes para mantener el control”, denunció.

Finalmente, el maestro Enrique Enríquez comentó que con la llegada de “la maestra” hubo pérdida de derechos sindicales y una pérdida de la bilateralidad entre la Secretaría de Educación Pública y el SNTE, pues fue entreguista y complaciente con los gobiernos en tuno y no acorde a los intereses del magisterio.

“Su llegada sería un retroceso total. Un retroceso a los años 80”, enfatizó.

-Fin de nota-