El presidente de Egipto, Abdel Fattah El-Sisi, se reunió hoy el general libio Khalifa Hafter, para examinar la situación en el vecino país, ante los enfrentamientos que sus fuerzas libran desde hace 10 días por el control de Trípoli con saldo de al menos 121 muertos y 561 heridos.

“El presidente El-Sisi afirmó el apoyo de Egipto a los esfuerzos para combatir el terrorismo y los grupos y milicias extremistas con el fin de lograr la seguridad y la estabilidad de los ciudadanos libios en todo el territorio del país para establecer las bases de un estado civil estable y soberano”, señaló una declaración oficial egipcia.

El pasado 4 de abril, el mariscal Haftar ordenó al Ejército Nacional Libio (ENL) lanzar una ofensiva para tomar el control de Trípoli, capital libia y sede del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) reconocido por la comunidad internacional, para “liberarla de terroristas”.

Además de protagonizar duros enfrentamientos terrestres, las dos partes han lanzado ataques aéreos diarios en Trípoli, que han cobrado la vida de varios civiles, acusándose mutuamente.

Haftar, de 75 años, exgeneral del Ejército que se unió a la revuelta contra Muammar Gaddafi, sacó en meses pasado a sus tropas de su bastión oriental para tomar el control una zona del sur del país, rica en petróleo, antes de llegar a Trípoli a principios de abril.

Desde el derrocamiento y la muerte de Gaddafi en 2011, Libia ha sido gobernada por administraciones rivales en el este y oeste del país, donde están presente milicias, en su mayoría islamistas, que buscan controlar las riquezas petroleras.

En un intento de combatir a supuestos grupos extremistas, Haftar lanzó desde el pasado 4 de abril una ofensiva, que ha causado la muerte de al menos 121 personas y 561 heridas, según estimaciones de la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Libia.

“El personal médico ha sido blanco de los enfrentamientos, con tres trabajadores médicos muertos y ocho ambulancias dañados desde que comenzaron los combates”, destacó el organismo dependiente de las naciones Unidas (ONU).

En un mensaje, publicado en su cuenta oficial en Twitter, la OMS en Libia expresó su "condena enérgica” a los ataques repetidos contra trabajadores de la salud y sus vehículos, anunció el envío de más suministros médicos y personal de salud a Libia para apoyar a las víctimas y desplazados, que se estiman en 13 mil 500.

 -Fin de nota-