Papa Francisco recuerda que Jesús vino para salvar y ofrecer “nueva vida

El Papa Francisco recordó hoy a los fieles católicos que Jesús no vino al mundo para juzgar y condenar, sino para “salvar y ofrecer a las personas una nueva vida”, durante el rezo del Ángelus desde...

El Papa Francisco recordó hoy a los fieles católicos que Jesús no vino al mundo para juzgar y condenar, sino para “salvar y ofrecer a las personas una nueva vida”, durante el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico de la Santa Sede

En marco del quinto domingo de Cuaresma, el Pontífice reflexionó sobre el pasaje del evangelio que narra el episodio de la mujer adúltera que es presentada por escribas y fariseos a Jesús para que la juzgue, resaltando que todos “estamos llamados a reconocernos como pecadores y a pedir perdón a Dios.

Explicó que este pasaje “nos invita a cada uno de nosotros a ser conscientes de que somos pecadores, y a soltar de las manos las piedras de la denigración, condena y del chismorreo, que a veces queremos lanzar contra los otros”.

“En este tiempo de Cuaresma, estamos llamados a reconocernos como pecadores y a pedir perdón a Dios. Y el perdón, a su vez, nos reconcilia y nos da la paz, nos hace recomenzar una historia renovada”, subrayó Francisco, según un reporte de la agencia de noticias Aci Prensa.

Indicó que los interlocutores de Jesús están cerrados en “legalismo y quieren encerrar al Hijo de Dios en su perspectiva de juicio y condena” y recordó que "Jesús no vino al mundo para juzgar y condenar, sino para salvar y ofrecer a las personas una nueva vida”.

En esta línea, el Pontífice aseguró que las palabras de Jesús en el Evangelio de San Juan son también una invitación a la conversión “que se aplica a cada uno de nosotros”.

“Toda conversión verdadera está dirigida a un nuevo futuro, a una nueva vida, a una vida hermosa, a una vida libre de pecado, a una vida generosa”, dijo el Papa, exhortando a los files a no tener miedo a Jesús “porque abre esta puerta a una nueva vida”.

Por ello, el Papa destacó el modo en que Jesús se despidió de la mujer “con estas palabras estupendas: vete y de ahora en adelante, no peques más”. Y el Papa agregó que en este modo, “Jesús abre un nuevo camino ante ella, creado por la misericordia, un camino que requiere su compromiso de no pecar más”.

“Jesús abre un nuevo camino ante ella, creado por la misericordia, un camino que requiere su compromiso de no pecar más, por eso que la Virgen María nos ayude a dar testimonio a todos del amor misericordioso de Dios que, en Jesús, nos perdona y hace nueva nuestra existencia, ofreciéndonos siempre nuevas posibilidades”, concluyó.

-Fin de nota-