Rusia y Egipto siguen trabajando para reanudar la comunicación aérea con balnearios egipcios, declaró el canciller de la nación africana, Sameh Shukri.

Las pláticas entre los cancilleres de Rusia y Egipto se producen como parte de las negociaciones para restablecer por completo los vuelos entre los dos países, luego del atentado de 2015 contra un avión ruso que costó la vida a 224 personas.

"Trabajamos con Rusia. Tenemos un alto nivel de cooperación sin precedentes en este ámbito", dijo el ministro en una rueda de prensa conjunta con su par ruso Serguéi Lavrov en El Cairo.

Agregó que las autoridades egipcias "están dispuestas a hacer todo lo necesario para que los rusos puedan volver a disfrutar de los balnearios egipcios", destacó la agencia Sputnik.

Según Shukri, Egipto recibió un gran número de delegaciones de Rusia, que inspeccionaron las medidas de seguridad en los aeropuertos. Además, Egipto busca tener en cuenta la experiencia rusa en este ámbito.

El terrorismo es un problema internacional, pero Egipto hace todo lo posible para prevenir ataques terroristas en sus centros turísticos, indicó.

Rusia suspendió los vuelos a Egipto después de que un Airbus A321 de la aerolínea rusa Kogalymavia, que volaba de Sharm el Sheikh a San Petersburgo, sufriera un atentado cuando volaba sobre la península egipcia del Sinaí el 31 de octubre de 2015.

A bordo del avión que se desintegró en el aire tras la explosión de una bomba viajaban 217 pasajeros y siete  tripulantes, en su mayoría nacionales de Rusia; no hubo sobrevivientes en el siniestro, el peor de la historia de la aviación rusa.

En abril de 2018 se reanudaron los vuelos regulares entre El Cairo y Moscú, y actualmente se prepara el restablecimiento de los vuelos charter a Hurgada y Sharm el Sheikh.