El trauma, motor de Batman para luchar contra el crimen y la corrupción

La venganza oculta detrás de la lucha contra el mal y la filantropía es una de las características más visibles de la personalidad de Bruce Wayne, conocido como "Batman", personaje de ficción creado...

La venganza oculta detrás de la lucha contra el mal y la filantropía es una de las características más visibles de la personalidad de Bruce Wayne, conocido como "Batman", personaje de ficción creado por el artista Bob Kane y el escritor Bill Finger.

De acuerdo con la psicóloga Guadalupe Gutiérrez, especialista en psicoanálisis, detrás del espíritu de protección a los desvalidos, en él hay una fuerza de venganza contra los malhechores que surge al ser testigo de la muerte de sus padres, Thomas y Martha Wayne, en manos de la delincuencia.

“Existen tres momentos clave en la historia de Batman: Bruno pequeño, que vive un trágico, doloroso y traumático evento con la muerte de sus padres, y que debe de afianzarse en algo (el deporte y sus estudios) para seguir.

Bruno adulto, que con una formación en artes marciales y la química hace frente a la condición conocida como "la culpa del sobreviviente", buscando vengar las injusticias y evitar que alguien más viva lo que él.

El origen de la identidad secreta de Batman, "cuyo solitario actuar es fruto de la nula convivencia con hermanos o familia cercana”, es el tercer aspecto.

Durante la ponencia “En la boca de la locura. Batman desde la psicología”, en el marco del Encuentro Internacional de Narrativa Gráfica “Felices 80, Batman”, Gutierrez hizo énfasis en que el miedo y la culpa fueron los principales motores para que el multimillonario Bruce Wayne decidiera luchar contra el mal.

“Esta situación es algo que psicoanálisis conocemos como formación reactiva. En este caso un mecanismo de defensa contra el miedo y la culpa”.

La elección del murciélago como representación del superhéroe tampoco es casual. Según la experta responde a que se trata de un animal poco estético pero que en culturas ancestrales de Europa, América del Norte e incluso de México, como los mayas, representa características tótems: simboliza la noche, los sueños y el misterio, además de tener una intuición y sensibilidad ampliamente desarrollada.

En el ámbito sociológico

Batman tiene una suerte de redentor porque busca proteger al inocente y acabar con la corrupción. “Su símbolo, el murciélago, tiene que ver con que se trata de un animal que ve en la oscuridad, y en este caso es la búsqueda permanente del ignoto, del desconocido, del perpetrador”, apuntó Erick Gómez-Tagle.

Sobre el deseo del superhéroe de descubrir lo que a simple vista no se ve, el doctor en Ciencias Penales y Política Criminal indicó que tiene como fundamentos sus conocimientos en entomología, hematología, grafología, dactiloscopía y áreas forenses. Y es que Bruce Wayne, según sus creadores, además de química, estudió criminología.

El sociólogo destacó cómo este cómic surgido en 1939 configuró un nuevo modelo de familia al quedarse huérfano, pues su familia es Alfred Pennyworth, quien además de ser su tutor legal es su amo de llaves, mejor amigo y padre sustituto.

Detrás de esa sed de venganza Bruce Wayne también muestra signos de empatía, como con las varias versiones de Robin.

“Por ejemplo, el primer Robin es Dick Grayson, cuyos padres también fueron asesinados, lo que hace que Batman lo cobije, pues su premisa no es la venganza sino proteger de las tragedias a otros”, mencionó Gómez-Tagle.

Otra de las características de Batman es que dada el evento traumático que vivió de niño no buscó la autodestrucción, “por el contrario, se preparó para hacer justicia y limpiar la ciudad de los crímenes y la corrupción, incluso en los mayores niveles".

-Fin de nota-