El sector industrial de Nuevo León planteó hoy al gobierno federal acelerar los proyectos de infraestructura para impulsar un mayor crecimiento de la economía en los próximos años.

La Cámara de Industria de Transformación (Caintra), destacó que “los industriales coincidimos con la meta del Presidente de México de acelerar el crecimiento y contribuir con un mayor bienestar social".

Señaló que “para ello, resaltamos cuatro áreas de oportunidad que, de ser atendidas, nos permitirán incidir de forma positiva en el desarrollo económico de la nación".

Para cualquier economía existe una relación natural entre crecimiento e inversión en infraestructura, indicó, en un comunicado.

Puntualizó que “a mayor infraestructura en carreteras, centrales eléctricas, tele_ comunicaciones u otras, las empresas tienen mejores condiciones para vender sus productos, acceder a nuevos mercados o contar con insumos a precios más competitivos".

“Desafortunadamente, México no invierte lo suficiente comparado con países similares", expuso.

El rezago en infraestructura incide negativamente sobre aspectos de la competitividad de las empresas, indicó.

Refirió que, con base a datos del Banco Mundial, alrededor de un 23 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país es inversión en capital físico, cifra inferior al 31.5 por ciento de naciones con ingreso medio alto como México.

“Nuestra economía se rezaga contra países como China, donde invierten un 43 por ciento de su PIB en infraestructura; o con Corea, Turquía e India donde se destina alrededor de un 30 por ciento”, advirtió.

Manifestó que “este bajo porcentaje en inversión tiene importantes repercusiones sobre la competitividad de nuestra economía".

El Foro Económico Mundial ubica a México en la posición 49 de 140 en calidad de la infraestructura del país, añadió.

“Con ello”, apuntó, “no es de extrañarnos que tengamos problemas de abasto de energéticos, una deficiencia en la logística y traslado de mercancías, así como poca conectividad física y virtual entre las distintas ciudades”.

Por ejemplo, expuso, en el tema energético, solo el 0.37 por ciento del PIB se invierte en este sector, mientras que en países como Brasil o Turquía invierten más de un 0.45 por ciento.

Sostuvo que “lo anterior tiene consecuencias sobre la poca infraestructura en gasoductos de nuestro país que, durante 2018 implicó sobrecostos de hasta un 67 por ciento en la importación de gas natural".

Agregó que, “todavía en este año enfrentamos diversas restricciones para el uso de este energético con sanciones al incrementar nuestro consumo".

En el tema de electricidad, apuntó, las tarifas industriales en México son un 25 por ciento superiores a las de Estados Unidos “reflejando que requerimos mayor inversión en generación, transmisión y distribución para disminuir los costos”.

Respecto a la logística y transporte, en México solamente el 0.06 por ciento del PIB se destina a infraestructura de transporte, cuando en Latinoamérica el promedio es 5 veces mayor.

Esto es resultado de un descenso en el presupuesto dedicado a la construcción de carreteras, que en los últimos 5 años ha descendido en un 60 por ciento y ante esto, México ocupa el lugar 47 en calidad de carreteras, dijo.

Mencionó que, en el tema ferroviario, han sido pocas las inversiones en nuevas vías, donde la densidad es apenas una quinta parte de la europea.

En el tema de telecomunicaciones, la inversión en infraestructura en el país es todavía mucho menor, con un 0.02 por ciento del PIB.

“México necesita duplicar el número de antenas que posee para alcanzar a países como Singapur, de 40 mil a 80 mil antenas “, señaló.

Dijo que “con ello, un mayor número de personas accederían a internet y avanzaríamos de la posición 69 que poseemos en el ranking global de usuarios de internet “.

“Reiteramos nuestro llamado al Gobierno de México para elaborar un Plan Nacional de Infraestructura que contemple todos las regiones y sectores del país “, subrayó.

Este plan, expresó, no significa una tarea solo de la Federación, sino también debe involucrar al sector privado y a los gobiernos estatales y municipales para su elaboración.

Concluyó que “seguiremos trabajando con el gobierno federal en el desarrollo de políticas públicas e iniciativas que nos permitan incrementar los recursos a la inversión en infraestructura y generar las condiciones que nos lleven a nuevos niveles de competitividad".

-Fin de nota-