Población exigente impulsa mercado de edificios inteligentes

El mercado de edificios inteligentes sigue en aumento porque las nuevas generaciones demandan espacios más ágiles y dinámicos, aseguró Phillippe Delorme, portavoz de la firma francesa Schneider...

El mercado de edificios inteligentes sigue en aumento porque las nuevas generaciones demandan espacios más ágiles y dinámicos, aseguró Phillippe Delorme, portavoz de la firma francesa Schneider Electric.

El vicepresidente ejecutivo de División de Edificios y Tecnologías de la Información señaló que este sector de la población es cada vez más exigente y busca inmuebles con alta tecnología para lograr mayor eficiencia en su uso y control.

A estos edificios también se les demanda porque son capaces de detectar fallos y diagnosticarlos, mejorar la seguridad de sus ocupantes y de su información, y generar ahorros significativos en energía y agua.

Entrevistado en la Hannover Messe, la feria industrial más grande a nivel mundial, expuso que lo anterior es posible debido a la llegada del Internet de las Cosas (IoT), el big data y la automatización, cuya integración les han otorgado un mayor valor monetario, y por el lugar particular donde se encuentra localizada la construcción.

“Entonces, muchas empresas financieras reconocen que es una oportunidad de inversión importante y lo hacen en este tipo de inmuebles digitales para tener una ganancia”, manifestó.

Cifras de la empresa especializada en gestión energética y automatización mostraron que la inversión en sistemas de construcciones inteligentes se elevaría a 14 mil 460 millones de euros para este 2019.

En 2025 se esperan nueve mil 190 millones de euros como ingresos provenientes del Internet de las Cosas, según datos del Instituto Global McKinsey.

Schneider Electric obtuvo 9.1 billones de euros en el segmento de este tipo de edificios a nivel global, lo que representó 35 por ciento de sus ganancias totales.

Delorme consideró que esta oportunidad puede ser aprovechada por los propietarios de los edificios existentes, pues todos pueden lograr tener una transición hacia las nuevas tecnologías.

En ese sentido opinó que los países de América Latina están preparados para dar cabida a ciudades inteligentes, como lo han hecho en Asia, que de alguna manera tienen un contexto económico y social muy similar.