Japón enviará personal de sus Fuerzas de Autodefensa a una misión internacional de preservación de la paz, en lo que representa la primera vez que se toma esta decisión desde la aprobación de una ley de seguridad hace cuatro años.

El Gabinete nipón ratificó este martes la decisión de enviar dos oficiales de alto rango a la península del Sinaí, en la región oriental de Egipto, destacó la cadena NHK.

La iniciativa se lleva a cabo a solicitud de la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores, un ente que supervisa el alto el fuego entre Egipto e Israel.

El personal japonés llegará el 19 de abril al cuartel general del organismo en la región sur de la península y permanecerá ahí hasta el 30 de noviembre. Su misión consistirá en facilitar la comunicación entre israelíes y egipcios.

La ley de seguridad de Japón permite a las Fuerzas de Autodefensa participar, bajo ciertas condiciones, en misiones de preservación de la paz no relacionadas con la Organización de las Naciones Unididas (ONU).

El Gobierno japonés describe a la región como un lugar seguro y "generalmente tranquilo". Los dos oficiales portarán armas de fuego para defenderse.