Congreso colombiano debate objeciones presidenciales a Justicia de Paz

El Congreso de Colombia realizó hoy una audiencia que precede el inicio previsto para el miércoles de un debate sobre los reparos del presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción...

El Congreso de Colombia realizó hoy una audiencia que precede el inicio previsto para el miércoles de un debate sobre los reparos del presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), en medio de indicios de que la iniciativa presidencial será rechazada.

La subcomisión encargada de estudiar las objeciones del presidente Duque radicará la ponencia en contra de esas impugnaciones, para que el debate arranque este miércoles, dijo el diario El Espectador.

En la que se prevé una semana definitiva para las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP, el diario consideró que la derrota de Duque "está cantada de antemano en el Congreso".

La Cámara de Representantes abrió esta tarde una audiencia pública en la que participan altos funcionarios del Estado, víctimas del conflicto y representantes de la academia, para evaluar si son procedentes o no dichas objeciones.

El rotativo estimó que el panorama no es fácil para el presidente, al señalar que hasta el momento y en términos prácticos, no sumaría los votos que necesita para que Senado y Cámara aprueben sus objeciones.

En el plano político, el mandatario se enfrentó además al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, jefe natural de Cambio Radical, quien en su columna en el diario El Tiempo señaló que se estaría ofreciendo cargos a los congresistas para que salven los proyectos del Ejecutivo como el Plan Nacional de Desarrollo.

El politico tampoco dudó en afirmar que esa será la misma actuación del gobierno de cara a la discusión de las objeciones a la JEP.

“Si estas presiones se han ejercido para aprobar en comisión un plan que, incluso, podría haber sido expedido por decreto, me pregunto qué no estará dispuesto a hacer el gobierno en una materia tan delicada como la discusión de las objeciones a la JEP", planteó Vargas Lleras.

Una ponencia que redactó la subcomisión creada para estudiar los reparos que hizo Duque a la JEP ya determinó que el Congreso no es competente para evaluar tales objeciones, conforme reveló El Espectador el viernes pasado.

La representante de Alianza Verde, Juanita Goebertus, integrante de la subcomisión de Cámara y copartícipe de la ponencia de rechazo a las objeciones, planteó un eventual retiro del pedido de Duque, de manera que "podríamos abrir una discusión amplia con todos los sectores, incluyendo a las FARC".

Goebertus sugirió debatir sobre elementos que, sin reformar la Constitución ni modificar los temas esenciales del Acuerdo de Paz, "nos permitan trabajar conjuntamente por la construcción de la paz”.

El informe, que será radicado este lunes en la Cámara, fue firmado por los miembros de la Comisión, excepto por Jaime Felipe Lozada, del Partido Conservador, y Álvaro Hernán Prada, del gobernante Centro Democrático.

Sin embargo, Lozada dijo que antes que redactar un informe paralelo, prefiere buscar consensos, por lo que esta misma tarde pediría una nueva reunión con los integrantes de la subcomisión para llegar a un consenso "y lograr algunas modificaciones que lleven a superar la polarización que vive el país".

Uno de los puntos principales que el diaro El Espectador apuntó es que los defensores del Acuerdo de Paz consideran que las objeciones presidenciales son inconstitucionales, al controvertir la sentencia de la Corte Constitucional que dio luz verde a la ley estatutaria de la JEP.

“Buscar un consenso nacional implica traer a distintos sectores a la mesa, no darle un puño a la mesa. Por eso, no creo que, de ninguna manera, al menos de mi parte, haya posibilidad de radicar una ponencia favorable”, sentenció Goebertus.

Entre tanto, el representante liberal Carlos Ardila dijo que respetará la postura que asumió su colectividad y se dijo convencido de que las objeciones de Duque obedecen más a una postura “proselitista”, en línea con el expresidente Álvaro Uribe, que a genuinas preocupaciones del Acuerdo de Paz.

“Porque las objeciones de jurídico tienen poco. Son objeciones que, bajo el ropaje de la inconveniencia, son materialmente de inconstitucionalidad”, señaló.