Partido gobernante apelará resultados de comicios tras perder Ankara

El Partido gobernante en Turquía, el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), apelará  los resultados electorales de las elecciones locales en la provincia de Ankara, tras denunciar algunas...

El Partido gobernante en Turquía, el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), apelará  los resultados electorales de las elecciones locales en la provincia de Ankara, tras denunciar algunas irregularidades.

El AKP, la formación del presidente Recep Tayyip Erdogan, perdió la alcaldía de la capital turca, Ankara, a manos del principal partido de la oposición, el socialdemócrata y laico Partido Republicano del Pueblo (CHP).

De acuerdo con la información obtenida por parte de AKP, los directivos del partido dieron el aval para comenzar a trabajar en las objeciones legales por los resultados de los comicios celebrados la víspera, ya que las quejas se podrán realizar hasta el próximo martes, destacó la agencia Anadolu.

El secretario general del Partido AK, Fatih Sahin, afirmó que se registraron irregularidades en los comicios de la víspera, argumentando que se habían identificado en urnas en Ankara una gran cantidad de votos inválidos, por lo que utilizarán todos sus derechos legales hasta el final.

Los expertos prevén que esta derrota en la capital causará bastante daño al presidente turco, debido a que Ankara había estado en sus manos desde hace 25 años. Erdogan expulsó allí al antiguo alcalde para reemplazarlo por otro miembro del partido, según el presidente, para rejuvenecer el AKP, informaron medios locales.

Entanto, la disputa en Estambul fue tan reñida que en una ciudad de 20 millones de habitantes el AKP, en el recuento, le saca al CHP tan sólo 20 mil votos. La ley electoral turca estipula que el ganador de las elecciones, el que más votos gana, es elegido automáticamente como alcalde del municipio o distrito.

En la jornada electoral ocurrieron altercados por todo el país que dejaron dos muertos en la provincia de Malatya, donde fueron asesinados dos observadores en un colegio electoral, miembros de un partido islamista, pero opositor.

Asimismo hubo siete heridos durante los enfrentamientos en todo el país, principalmente en las provincias orientales de Mardin y Diyarbakir, así como en Estambul.