Israel y el movimiento Hamás acordaron un alto el fuego con la mediación de Egipto, confirmó un alto funcionario palestino, luego que el lunes, un cohete lanzado desde Gaza hiriera a siete personas en territorio israelí y el Ejército hebreo respondiera con bombardeos sobre la Franja.

En medio de la escalada, considerada una de las más graves desde 2014, Egipto intervino para conciliar en el conflicto y negociar una tregua, según confirmó el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica Hamás en Gaza, Fawzi Barhoum.

Fuentes de Hamás citadas por la agencia turca de noticias Anadolu señalaron que "las facciones (palestinas) cooperaron con el esfuerzo egipcio para lograr un alto el fuego, y estarán sujetas si Israel no ataca".

Un portavoz de la milicia Yihad Islámica dijo que la organización avaló el cese al fuego, pero advirtió que atacará si Israel viola la tregua, mientras que el vocero de los Comités de Resistencia Popular, Mohammed Elbarim, dijo que "un gran esfuerzo egipcio logró un alto el fuego, pero seguimos el desarrollo del conflicto en el campo".

El ataque israelí fue uno de los más intensos desde que Israel lanzó una operación contra Gaza hace cinco años, y ocurrió mientras el primer ministro Benjamin Netanyahu se encontraba en Washington, para recibir el respaldo del presidente estadunidense Donald Trump a la ocupación de los Altos del Golán.

Ante el aviso del lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, Netanyahu decidió regresar de inmediato a Israel, luego que Trump firmara una declaración que reconoció de manera oficial la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por el Estado hebreo desde 1967.

Por su parte, el jefe político de Hamás, que tiene el control de Gaza, Ismail Haniyeh, afirmó que "la resistencia armada de Hamás y otras milicias podrá disuadir cualquier violación por parte de la ocupación israelí".

Las ciudades y poblados israelíes vecinos a Gaza, así como en el centro y norte de Israel, abrieron refugios en preparación para nuevos bombardeos, luego de que se activaran dos alarmas en Eshkol.

A pesar de los informes de alto al fuego, el sistema de defensa aérea israelí Iron Dome interceptó algunos cohetes sobre las comunidades fronterizas de Gaza, después de que las sirenas sonaron en Sderot, en Eshkol y Sha'ar HaNegev, indicó el diario israelí Haaretz.

Ante la persistencia de represalias israelíes, la sala de guerra común entre las facciones palestinas de Gaza advirtió que la ciudad costera de Ashdod entrará en el radio de lanzamiento de posibles nuevos disparos.