Peligra poblado brasileño por otra represa de minera Vale

La alcaldía de la localidad brasileña de Barón de Cocais decretó un "feriado de seguridad" para este lunes, a fin de movilizar a la población en una simulacro de evacuación en caso de rompimiento de...

 La alcaldía de la localidad brasileña de Barón de Cocais decretó un "feriado de seguridad" para este lunes, a fin de movilizar a la población en una simulacro de evacuación en caso de rompimiento de una represa de la mina de Gongo Soco, de la empresa minera Vale, en el estado de Minas Gerais.

La medida en Barón de Cocais fue adoptada después de que la minera Vale emitiera una alerta acerca del riesgo de rompimiento de la represa, dijo la agencia noticiosa Brasil.

Durante el asueto se cancelarán las labores escolares, las actividades en el municipio y en el comercio, mientras se toman acciones preventivas ante el riesgo de un accidente similar al ocurrido en enero en otra mina de Vale, en la localidad de Brumadinho, que dejó más de 186 muertos y unos 122 desaparecidos.

Los servicios de recolección de basura y el Hospital Municipal Waldemar das Dores funcionarán normalmente, así como las escuelas de las localidades de Boa Vista, São Gonçalo del Río Arriba, Córrego de Onza y Cocais, alejadas de la zona en riesgo.

El nivel de alerta de la represa Sur Superior de la mina Gongo Soco subió de 2 a 3, según la minera, la cual aclaró que es una medida preventiva, decidida después de que un auditor independiente informara que la represa presentaba "condición crítica de estabilidad".

La Defensa Civil de Minas Gerais divulgó este domingo un mapa con siete puntos a los que los residentes de Barón de Cocais deben dirigirse si necesitan protección.

El documento fue liberado después de que la población recibiera un comunicado de alerta la noche del viernes, cuando la minera Vale detectó inestabilidad en la represa.

Ante un riesgo mayor, la minera accionó sirenas en el municipio, por segunda vez en poco más de un mes, luego que los residentes fueran desalojados de sus viviendas el 8 de febrero, en el área más cercana a la represa.

Otra providencia adoptada fue el desplazamiento de agentes de la Defensa Civil y de la Tropa de Choque al municipio, que estarán listos si las personas que viven en el área bajo riesgo necesitan ser retiradas de su casa.