Tren de Guadalajara dará servicio en 2020 gracias al alza presupuestal

A principios de 2020, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara brindará servicio a los habitantes de la zona metropolitana de la capital jalisciense, señaló el titular de la Secretaría de...

A principios de 2020, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara brindará servicio a los habitantes de la zona metropolitana de la capital jalisciense, señaló el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

Al realizar un recorrido para supervisar los avances de la obra, anunció que se cumplirá el compromiso del Ejecutivo federal de modificar el presupuesto de mil millones a cuatro mil 500 millones de pesos para concluir esta obra.

Manifestó que el tren quedará listo en el último trimestre de este año para realizar las pruebas operativas que requiere, con el propósito de que en los primeros días de enero ofrezca el servicio a la ciudadanía.

Este medio de transporte permitirá a más de 200 mil personas trasladarse con eficiencia y seguridad, lo que tendrá un impacto muy positivo en los municipios que conforman la zona metropolitana, agregó acompañado por el subsecretario de Transporte, Carlos Morán Moguel, y por autoridades estatales.

La SCT informó que la línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara tendrá una inversión total de 31 mil millones de pesos, contará con una longitud de 21.5 kilómetros, así como 18 trenes de tres vagones, para dar servicio a un aforo de 233 mil pasajeros por día.

El servicio duplicará la longitud del sistema de transporte colectivo de la ciudad, por lo que se trata de la obra más importante que se ha construido en Jalisco, con 18 estaciones, abundó en un comunicado.

Estas conectan a los tres principales municipios de esta región: Zapopan, 4.25 kilómetros que tendrá cuatro estaciones elevadas; Guadalajara en sus 11.41 kilómetros contará con 11 estaciones, seis serán elevadas y cinco subterráneas; y Tlaquepaque, con tres estaciones elevadas en sus 5.63 kilómetros.

Al entrar en operación recorrerá los 21.5 kilómetros en 33 minutos, por lo que reducirá en 80 minutos el tiempo de traslado viaje redondo; en la primera etapa dará servicio a 4.5 millones de habitantes; se dejarán de emitir 17 mil 400 toneladas de dióxido de carbono (C02) cada año y permitirá la reestructuración de 56 rutas de autobuses.