OMS alerta riesgo de propagación de ébola en RD Congo por violencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratificó su compromiso con la República Democrática del Congo para detener un brote de ébola que ha afectado a cerca de mil personas, y alertó del riesgo de...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratificó su compromiso con la República Democrática del Congo para detener un brote de ébola que ha afectado a cerca de mil personas, y alertó del riesgo de propagación de la enfermedad por un aumento de la violencia.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que el riesgo de propagación nacional y regional del virus del Ébola es muy alto, en especial porque los episodios de violencia e inestabilidad impactan la respuesta.

Aseveró que es necesario "un apoyo redoblado de la comunidad internacional" para colaborar con el gobierno y las comunidades del país africano a construir sistemas de salud resilientes y poner fin al brote, declarado el 1 agosto de 2018 en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, con 993 casos y 621 decesos.

El actual brote es considerado el más letal de la historia de la República Democrática del Congo y el segundo del mundo, después del registrado en 2014 en África Occidental, que dejó 11 mil 300 muertos en más de 28 mil 500 casos.

"Este brote ha durado demasiado tiempo (...) Le debemos al pueblo de Kivu del Norte trabajar con ellos en solidaridad no solo para poner fin a este brote lo antes posible, sino para construir los sistemas de salud que abordan las muchas otras amenazas para la salud que enfrentan a diario", agregó Ghebreyesus.

De acuerdo con datos de la OMS, hasta el pasado 21 de marzo, 38 de las 130 áreas sanitarias afectadas tienen transmisión activa. Más de 44 millones de exámenes de detección en la frontera han ayudado a disminuir la propagación del ébola en esta población altamente móvil.

La OMS indicó que más de 96 mil personas han sido vacunadas contra el ébola en la República Democrática del Congo, junto con trabajadores de la salud en Uganda y Sudán del Sur, y ningún caso se ha extendido más allá de las provincias de Kivu del Norte e Ituri, ni ha cruzado las fronteras internacionales, aseveró.

Ghebreyesus señaló que el miedo a la violencia en las comunidades de la RDC se ve agravado por el brote de ébola, sin embargo, se ha incrementado el número de congoleños que aceptan la vacunación, el seguimiento que se les da después de la inmunización, así como las sepulturas seguras para prevenir la transmisión.

A pesar de la mayor frecuencia de ataques de grupos armados, la OMS mantendrá el rumbo y trabajará con las comunidades para poner fin a este brote junto con el Ministerio de Salud y sus asociados, agregó.

"Necesitamos un apoyo redoblado de la comunidad internacional y un compromiso de unirnos para poner fin a este brote", indicó el dirigente de la OMS.