Seúl aprueba presupuesto para videoconferencias de familias coreanas

Corea del Sur aprobó el presupuesto necesario para las videoconferencias que está impulsando para las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53, dijo hoy el Ministerio de Unificación.La...

Corea del Sur aprobó el presupuesto necesario para las videoconferencias que está impulsando para las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53, dijo hoy el Ministerio de Unificación.

La medida se presenta como una forma de facilitar la comunicación entre las familias separadas por la guerra, ya que con las reuniones tradicionales cara a cara un gran número de personas no lograba ver a sus seres queridos, ya que en cada ocasión las dos naciones acordaban cuantas familias podrían reunirse, mientras que unos 57 mil surcoreanos se encuentran en la lista de espera.

Un consejo de promoción del intercambio intercoreano, compuesto por funcionarios y expertos civiles, aprobó 2.7 millones de dólares que serán destinados a reparar las instalaciones necesarias y proporcionar el equipo de transmisión de imágenes necesario para el evento.

Corea del Sur planea celebrar las videoconferencias de las familias separadas como paso de seguimiento de un acuerdo alcanzado entre los líderes de las dos Coreas en su cumbre de septiembre pasado.

Seúl obtuvo las exenciones de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Estados Unidos para un equipo de transmisión de imágenes, que debe ser enviado a Corea del Norte para las reuniones.

En un principio se trató de celebrar las videoconferencias a principios de febrero, a tiempo para el festivo del Año Nuevo Lunar, pero no llegó a concretarse, ya que Seúl dijo que necesitaba más tiempo para obtener las exenciones de sanciones relacionadas.

Previamente, el Ministerio de Unificación a cargo de los asuntos intercoreanos dijo que consultará con Corea del Norte sobre si -y cuándo- mantener las reuniones, en cuanto se completen las discusiones internas.

El tema de las familias separadas es uno de los asuntos humanitarios más urgentes para las dos Coreas, ya que más coreanos ancianos han fallecido sin una oportunidad de reunirse con sus parientes al otro lado de la frontera, destaca la agencia Yonhap.

Desde la primera cumbre de sus líderes en el año 2000, las dos Coreas han mantenido 21 rondas de eventos de reuniones familiares cara a cara, incluido el más reciente, el pasado mes de agosto.

Corea del Sur y Corea del Norte siguen técnicamente en guerra, ya que la Guerra de Corea acabó en un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.