Después de mantener bloqueadas las instalaciones del Senado de República por casi dos horas y media, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) permitieron la salida de legisladores y personal de apoyo.

Luego de que los maestros de la CNTE bloquearon los accesos a la Cámara de Diputados para impedir la sesión de las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales, los diputados decidieron trasladarse al Senado para ese trabajo.

De inmediato, los maestros que habían estado en San Lázaro se trasladaron al cruce de Insurgentes y Reforma, donde bloquearon los accesos al Senado para impedir que los trabajos de las comisiones (para dictaminar la reforma educativa) se concretaran en la Cámara Alta.

De hecho, llegaron varios de los diputados, pero en número insuficiente, de manera que tampoco hubo quórum legal, por lo que fue imposible instalar la sesión de las comisiones unidas.

Mientras tanto, los maestros se mantuvieron a las afueras del recinto sin permitir la entrada y salida de legisladores y personal de la Cámara.

Los maestros de la CNTE arribaron a las inmediaciones del Senado casi a las 17:00 horas, cuando inició el bloqueo. En tanto, dentro del Senado continuaron los trabajos de diversas comisiones que tenían previstas sesiones, pero los diputados que habían recibido el permiso para trabajar ahí no pudieron hacerlo.

Más tarde, arribaron también numerosos policías capitalinos, quienes a su vez rodearon a los maestros para impedir que creciera el bloqueo, lo cual provocó una tensa calma durante varios minutos.

Aproximadamente a las 19:40 horas y luego de varios diálogos, se logró liberar de manera pacífica tanto a los senadores y diputados presentes en el recinto, como al personal de apoyo que había permanecido cercado.

Mientras los diputados se trasladaron a un hotel cercano en Paseo de la Reforma, los maestros y los policías se mantuvieron en los alrededores del Senado de la República.