Legionarios de Cristo
Orden a nuevos legionarios de Cristo, en la Basílica de San Juan de Letrán. NOTIMEX

El Papa Francisco decidirá, en última instancia, cual será el futuro de los Legionarios de Cristo y del movimiento Regnum Christi, ambas instituciones sometidas a un proceso de reforma ordenado por Benedicto XVI como consecuencia de los escándalos de su fundador, Marcial Maciel Degollado.

La oficina de prensa de la congregación en Roma dio a conocer este miércoles los detalles de la reunión de 45 minutos que sostuvieron, el pasado lunes 27 de mayo, Jorge Mario Bergoglio y el delegado pontificio responsable de la reforma de esa obra religiosa, el cardenal Velasio De Paolis.

A inicios de 2014 se elegirá un nuevo gobierno general de la congregación En una nota estableció que durante el encuentro el purpurado informó al Papa los avances en la elaboración de unas nuevas constituciones de la Legión de Cristo, que serán presentadas a un Capítulo General extraordinario previsto para inicios de 2014 y en el cual también se elegirá un nuevo gobierno general de la congregación.

Asimismo refirió que el Regnum Christi tendrá un estatuto que regule la vida de los miembros y su relación con los legionarios, y que éste contará con la aprobación del Capítulo y de las asambleas de los consagrados, de las consagradas y una asamblea general de todo el movimiento.

"El resultado final del camino de renovación recorrido por el Regnum Christi y la Legión de Cristo de la mano del delegado pontificio será presentado al santo padre, a quien corresponde tomar las decisiones en última instancia", apuntó la comunicación.

El proceso de reforma de esta familia religiosa, nacida en México hace más de 70 años, ha avanzado en medio de incertidumbre, esperanza, tribulaciones y un significativo éxodo de integrantes.

No ha sido fácil desterrar el arraigado influjo del fundador Marcial Maciel, culpable —entre otras cosas— de abusos sexuales contra menores y de haber procreado hijos con amantes.